Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – El abogado Carlos Gabriel García renunció del Partido Revolucionario Dominicano, mediante una comunicación dirigida al presidente de la organización política, Miguel Vargas Maldonado, de quien dice solo piensa en sus intereses personales y no en el bienestar del PRD.

El reconocido dirigente político se desempeñaba como Director Ejecutivo de la Comisión Presidencial, presidente de las Seccionales en el Exterior y presidente de la Provincia de Santo Domingo, posiciones a las cuales acaba de renunciar de forma definitiva

“Como es de su conocimiento, desde el mes de septiembre del año pasado, en el Partido Revolucionario Dominicano surgieron dos corrientes con miras a las próximas elecciones: la que encabezamos, quienes nos declaramos partidarios de la firma de un pacto político con Luís Abinader y el Partido Revolucionario Moderno y la dirigida por usted que promovía un segundo acuerdo con el Partido de la Liberación Dominicana” dice Gabriel García

Señaló que siendo evidente que una amplia mayoría de los dirigentes y miembros del PRD quería un acuerdo con el PRM para respaldar la candidatura presidencial de Luís Abinader, se ha insistido en la imposición de “un acuerdo indeseado” con el partido oficialista.

Manifestó que esa interminable cadena de errores políticos ha colocado en un escenario de peligro la existencia de un patrimonio de la democracia dominicana como el PRD.

También renuncia presidente del Consejo de Disciplina de la Seccional del PRD en Madrid, España

Continúan las renuncias del Partido Revolucionario Dominicano en España.

Aristides Tejada (El Manzo) Miembro de la Comisión Ejecutiva y presidente del Consejo de Disciplina de la Selección del PRD en Madrid, España, también presentó su renuncia al Partido del Hacho prendio.

Tejeda presentó su formar renuncia a través de una comunicación enviada al presidente de ese partido, el ingeniero Miguel Vargas Maldonado.

Comentarios desactivados en Abogado Carlos Gabriel García renuncia del PRD; dice Miguel Vargas solo piensa en sus intereses y no en el bienestar de la organización