Comparte esta noticia con tus contactos

Por: Pedro Morales – Consultor digital y conferencista

Nada más hay que ver las publicaciones en las redes sociales para darse cuenta que existe una consigna para atacar sin ningún tipo de consideración, las acciones que sean realizadas por parte de la oposición, especialmente las acciones que vengan de parte de Luis Abinader y el Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Bien sean bots, bocinas del gobierno o fanáticos morados lo cierto es que todas las acciones emprendidas por Luis Abinader, aunque estas sean en favor de la población dominicana y correctas para combatir la pandemia del COVID-19, estas son fuertemente atacadas decenas de cuentas, muchas de ellas como se ha denunciado creadas y preparadas en los últimos dos meses para ser utilizadas para guerra sucia digital.

El Gobierno Dominicano hace pocas fechas instaló un hospital provisional en San Francisco de Macorís, el Ejército de EEUU instaló un hospital de campaña en la ciudad de Nueva York, y siguiendo en el Estado de Nueva York que se ha convertido en el epicentro de mayor contagio sus autoridades han montado 8 hospitales de campaña uno inclusive en Central Park. A todas luces podemos ver que los hospitales de este tipo están siendo uno de los pilares para mejorar la atención de los enfermos por coronavirus y para enfrentar el aislamiento de las personas con síntomas y así evitar a la propagación de la pandemia. Aun así, hemos visto que cuando la iniciativa de la instalación de estos hospitales en la República Dominicana ha sido del candidato del PRM, Luis Abinader, este se convierte en el blanco de todas las críticas y ataques intentando minimizar esta iniciativa, intentando comparar estas instalaciones como simples tiendas de campaña campestres, cuando evidentemente eso no es así.

Luis Abinader propuso a toda la clase política desde el principio de esta crisis que se evitará el proselitismo con las acciones de ayuda y guerra contra esta pandemia. Pero claramente por parte de los estrategas del candidato del Partido de la Liberación Dominicana, Gonzalo Castillo se intentó que existiera una escalada del proselitismo, una lucha por quien aportaba más. Algunos medios de comunicación pusieron al descubierto como donaciones conseguidas por el propio Gobierno Dominicano, eran prestadas al candidato del PLD, para que fueran utilizadas como suyas en una acción claramente propagandística en plena crisis sanitaria.

Además, a todo esto, algunas gestiones gubernamentales se han visto empañadas por acusaciones de corrupción, que en los últimos días dieron como consecuencia la destitución de funcionarios de INAIPI y la renuncia en su cargo de Berlinesa Franco.

Como colofón a estas estrategias destinadas a minimizar las acciones de Luis Abinader pudimos ver cómo el pasado 8 de abril, el tren gubernamental emitía el decreto de los cambios en INAIPI y hacía explotar la crisis de corrupción de esa institución dos horas antes de la alocución que iba a realizar a todo el país Luis Abinader y además coincidiendo con el mismo horario de la alocución de Abinader, el consultor jurídico del Poder Ejecutivo. Flavio Darío Espinal, ofreció también una conferencia al respecto del escándalo del INAIPI.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.