Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – El candidato a diputado del Frente Amplio por la circunscripción 3 de la provincia Santo Domingo, Jhonatan Liriano, informó a la ciudadanía de su demarcación y del país que su propuesta de defensa de la gente trabajadora no ha conseguido entrar al Congreso en el recién terminado certamen electoral.

En un comunicado público, Liriano agradeció a toda la gente que le acompañó a desarrollar una campaña basada en compromisos, principios y propuestas para el bien común.

Según el periodista y activista social, todavía él y su equipo deben continuar en la lucha por los derechos más básicos, fortalecer el trabajo en las comunidades de San Isidro, El Bonito, Santo Domingo Este, Boca Chica y Guerra,  y trabajar sin descanso para que en el Congreso, en los ayuntamientos y toda institución pública se escuche, se respete y se proteja a la gente trabajadora, a los pequeños y medianos empresarios,  y a sus familias: “Mil gracias a quienes, por dos meses, me acompañaron de manera desinteresada desde la madrugada hasta el toque de queda de cada día; a mi esposa María Teresa Morel por el respaldo y por asumir todas las responsabilidades del hogar mientras estuve ausente; al Frente Amplio y a Juan Dionicio Rodríguez Restituyo por su enorme acogida;  a Manuel Salazar y a mi admirada profesora María Teresa Cabrera; a quienes donaron recursos a la campaña; y a nuestro movimiento Bien Común.

A continuación, el comunicado íntegro:

¡Todavía!

¡Todavía! Todavía nuestra propuesta de defensa de la gente trabajadora no consigue romper las barreras que los políticos mañosos han instalado en un sistema político dominado por el clientelismo, el dinero mal habido, las traiciones y la manipulación de las necesidades más básicas de nuestro pueblo.

Todavía nuestras voces, firmes, decididas y comprometidas con la defensa y promoción del bien común, no terminan de superar las trampas que los mañosos instalan en los centros de votación y las juntas electorales para impedir la expresión democrática de la voluntad popular.

Todavía no hemos cumplido con el objetivo de llevar a la Cámara de Diputados nuestro proyecto de dignificar los salarios y las condiciones de vida de toda la gente trabajadora de nuestra amada República Dominicana.

Todavía nos faltan algunos pasos para llegar al Congreso con el mismo calzado con el que recorrimos cientos de calles, callejones, avenidas y esquinas de nuestra comunidad de San Isidro, El Bonito, Santo Domingo Este, Boca Chica y Guerra.

En San Isidro nuestra propuesta fue la segunda más respaldada, y en todas las regiones de la circunscripción más grande del país conseguimos generar emociones, compromiso y votos.

Pero todavía debemos continuar en la lucha por nuestros derechos más básicos, fortalecer nuestros equipos en cada comunidad y trabajar sin descanso para que, en el Congreso, en los ayuntamientos y toda institución pública se escuche, se respete y se proteja a la gente trabajadora, a los pequeños y medianos empresarios, y a sus familias.

Todavía, por el bien común, nos toca seguir haciendo política como soñamos la política: en base a principios, compromisos y propuestas.

Mil gracias a quienes, por dos meses, me acompañaron de manera desinteresada desde la madrugada hasta el toque de queda de cada día; a mi esposa María Teresa Morel por el respaldo y por asumir todas las responsabilidades del hogar mientras estuve ausente; al Frente Amplio y a Juan Dionicio Rodríguez Restituyo por su enorme acogida;  a Manuel Salazar y a mi admirada profesora María Teresa Cabrera; a quienes donaron recursos a la campaña; a nuestro movimiento Bien Común; y de manera especial a la comunidad de San Isidro-El Bonito, por respaldar de forma abrumadora nuestra propuesta en las urnas.

 

¡Todavía… seguimos!

Jhonatan Liriano

Santo Domingo Este, jueves 9 de julio 2020

 

Detenido el exsecretario de Salud de Río por fraude en compra de respiradores

La Policía de Brasil detuvo este viernes al exsecretario de Salud de Río de Janeiro, el segundo estado del país más azotado por la pandemia, por presuntos desvíos y fraudes en los recursos destinados a adquirir materiales médicos para el combate de la COVID-19, informaron fuentes oficiales.

Edmar Santos fue detenido en su residencia en el barrio de Botafogo, en la zona sur de la capital fluminense, por su presunta participación en una «organización criminal» que cometió fraudes y otras irregularidades en contratos para la compra de respiradores pulmonares, explicó la Fiscalía de Río de Janeiro en un comunicado.

La prisión se produce en el marco de una investigación sobre irregularidades en la gestión de la Gobernación regional ante la pandemia y que tiene al borde de la destitución al gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel.

Según las investigaciones, Santos sería uno de los líderes del grupo, por lo que la Justicia igualmente autorizó la confiscación de sus activos por un valor de hasta 36,9 millones de reales (unos 6,9 millones de dólares), que serían «equivalentes» a los recursos públicos desviados en tres contratos irregulares para la adquisición de los equipamientos médicos.

La Fiscalía sostuvo que Santos desvió «un millonario volumen de recursos públicos destinados a la compra de respiradores y ventiladores pulmonares», y resaltó que, a día de hoy, los materiales aún no fueron entregados «a la población», pese a la «grave» situación vivida en el estado.

El exsecretario responderá ante la Justicia por los delitos de asociación para delinquir y malversación.

La caótica gestión de la emergencia sanitaria provocada por el nuevo coronavirus y las crecientes denuncias de corruptelas llevaron a la caída de dos secretarios de Salud en Río de Janeiro desde el inicio de la pandemia y han puesto contra la cuerda al gobernador fluminense.

Hace unas semanas, la Asamblea Legislativa del Estado de Río de Janeiro decidió abrir un juicio con fines de destitución contra Witzel, quien se ha visto salpicado por las denuncias de desvíos de los recursos para el combate contra el coronavirus.

Río de Janeiro es el segundo estado brasileño más afectado por la crisis sanitaria y, de acuerdo con el boletín más reciente de la secretaría regional de Salud, contabilizaba hasta el jueves 11.115 muertes y 128.324 contagios.

En todo Brasil, la COVID-19 ya deja un total de 69.184 fallecidos y 1,75 millones de infectados, cifras que confirman al gigante sudamericano como el segundo país del mundo más castigado por la pandemia, detrás de Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *