Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – Un coronel de la Policía Nacional, vestido de sacerdote, mató a un hombre de un disparo en la cabeza durante el secuestro de un niño y su madre, en un hecho registrado en el sector La Cruz, en el municipio Cotuí, provincia Sánchez Ramírez.

Santo Lora Báez entró a la casa de José Antonio Reyes Ulloa (El Gordo) disfrazado de sacerdote, aprovechando que el hombre había pedido hablar con un cura.

De acuerdo a los detalles, Reyes Ulloa disparó contra un joven de 17 años, que lo había acusado de matar a Eriberto Santana Evangelista (Cacón), en una zona montañosa del sector Las Colinas de este municipio.

Luego de esto, se atrincheró en esa casa, secuestrando a una adolescente y un niño, a quienes les apuntaba con una pistola calibre 9 milímetros.

Por varias horas un fiscal sólo identificado como Rolando intentó convencer al hombre para que se entregara y dejara en libertad a la adolescente y el niño. Tras la petición Reyes Ulloa entró el agente disfrazado de sacerdote, y tras varios minutos de conversación le disparó.

“El hombre no quería ceder, tenía el niño y la señora apuntado con una pistola y hubo que actuar”, dijo Santo Lora Báez a la salida de la casa, luego de quitarle la vida.

https://youtu.be/Rxkpyt4Momo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.