Comparte esta noticia con tus contactos

¿Por qué nos enojamos? Porque es una respuesta natural a una situación que uno cree injusta, amenazante o frustrante. Entonces, lo más importante es saber que el enojo es algo que puede ocurrir, pero es fundamental detectar si aparece con mucha frecuencia o de forma desmedida.

Si bien enojarse es normal, el tema es que uno no tiene que vivir enojado y debe analizar por qué se está enojando.

La regla número uno es identificar qué está pasando. Cuando uno siente el enojo o siente una emoción similar, lo que tiene que hacer, en primer lugar, es reconocerlo. Es decir, tener conciencia emocional. Lo que siento es enojo. ¿Y cuál es la causa? Averiguarlo es indispensable. No se puede combatir el enemigo que no se conoce. Debo tener conciencia emocional.

Regla número dos: tome una pausa. Como si estuviese apretando un botón, y respire hondo. Hondo, profundo. Unas 10, 12 veces, la respiración es 12 veces por minuto. Con eso ya puede bajar el enojo.

Regla número tres: comunicar esa situación emocional. ¿Qué es lo que usted siente? Comuníqueselo al otro, en forma asertiva, segura, con respeto, pero guardando su posición y teniendo empatía para entender al otro.

Regla número cuatro: busque una solución al problema y no se centre solamente en el enojo. Y si usted ve que hasta aquí no puede resolver este tema, busque un amigo, la pareja, un familiar, alguien con el cual pueda compartir eso que seite para ver cómo lo soluciona.

Si siguiendo todos estos pasos, la emoción sigue siendo intensa y frecuente, si usted se enoja muchas veces y se convierte en un iracundo, entonces, no dude en buscar atención profesional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios desactivados en Cuatro pasos para recuperar la calma cuando te enojas