Comparte esta noticia con tus contactos

Portugal.- La policía que buscaba pistas relacionadas con Madeleine McCann, una niña británica que desapareció en 2007 en Portugal, concentraban las operaciones el miércoles en varios lugares en torno a un embalse, incluido uno donde según medios acampaba a menudo un importante sospechoso del caso.

La nueva búsqueda de pistas sobre la desaparición comenzó el martes a petición de las autoridades alemanas. Unos 30 policías portugueses, alemanes y británicos participaban en la operación en el embalse de Arade, que se encuentra a unos 50 kilómetros (30 millas) del destino turístico de Praia da Luz, donde la niña, que entonces tenía 3 años, fue vista por última vez con vida hace 16 años.

“Tenemos indicios de que podríamos encontrar pruebas allí. No quiero decir qué exactamente, y tampoco quiero decir de dónde proceden esos indicios”, dijo en Alemania el fiscal de Brunswick Christian Wolters, en declaraciones a la cadena pública NDR.

“Lo único que quiero aclarar es que no procede del sospechoso, de modo que ahora no tenemos una confesión ni nada similar, o un indicio del sospechoso de dónde tendría sentido buscar”, dijo Wolters, añadiendo “había otros indicios que nos llevaron a realizar esta búsqueda”.

Sin embargo, Wolters pareció rebajar las expectativas sobre un posible hallazgo y dijo que “nunca dijimos que la niña desapareciera donde estamos buscando ahora”.

La policía revisaba el martes una zona donde, según medios portugueses y españoles, acampaba el sospechoso en la época en la que desapareció Madeleine.

En la zona se oía a los agentes empleando una sierra eléctrica para despejar árboles y arbustos en el lugar opuesto del embalse desde el campamento base instalado el lunes por la policía.

La policía no ha dado detalles sobre el progreso de la operación por ahora, aunque el destacado diario portugués Expresso dijo el miércoles que el primer día concluyó sin resultados significativos y añadió que la policía había recogido algunos objetos, como tela y prendas. Se excavó en lugares señalizados por sabuesos, lo que podría indicar que también se buscaban restos biológicos.

Se esperaba que la búsqueda terminara el miércoles o el jueves.

Las policías británica, portuguesa y alemana siguen reconstruyendo lo sucedido cuando la niña desapareció de su cama en el centro turístico del sur de Portugal el 3 de mayo de 2007. Estaba en la misma habitación que su hermano y hermana gemelos de 2 años mientras sus padres cenaban con amigos en un restaurante cercano.

Los medios portugueses reportaron que esta es la cuarta vez que se busca a McCann, tras el operativo inicial de 2007 en Algarve, y otros dos en 2013 y 2014. La última búsqueda tuvo lugar en Alemania en 2020.

A mediados de 2020, la policía alemana identificó a Christian Brueckner, un alemán de 45 años que estuvo en Algarve en 2007, como sospechoso del caso. Brueckner ha negado cualquier implicación.

Brueckner está cumpliendo una pena de siete años de cárcel en Alemania por una violación que cometió en Portugal en 2005.

El sospechoso está bajo investigación por sospecha de asesinato en el caso McCann, pero no ha sido acusado. Pasó muchos años en Portugal, incluso en Praia da Luz en la época de la desaparición de Madeleine.

El embalse está ahora a menos de la mitad de su capacidad debido a una sequía en Portugal y la vecina España. Normalmente, buena parte de la zona de búsqueda queda cubierta por el agua.

Los padres de Madeleine no harán comentarios porque la investigación está en marcha, según un email de respuesta del sitio web habilitado para buscar a la niña, findmadeleine.com.

Ciarán Giles en Madrid y Geir Moulson en Berlín, contribuyeron a este despacho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *