Comparte esta noticia con tus contactos

Por: Kalil Michel Presbot

Los contagiados del COVID-19 ha desbordado la capacidad hospitalaria instalada, en la mayoría países impactados por el virus, generando una la falta de espacios para la atención médica, como uno de las principales deficiencias para controlar esta crisis sanitaria global.

Para enmendar tal debilidad, creativamente varios países han acudido a la “Arquitectura de emergencia” para acoger a los infectados adecuando o generando espacios temporalmente, como solución temporal.

El antecedente de estas propuestas, es el hospital de Campo o campaña, instalado próximo a una zona de guerra, siendo los más conocidos los Mobile Army Surgical Hospital (MASH) que, usados por primera vez en la guerra de corea, tuvieron un 97% sobrevivientes.

Ante la necesidad de “centros de atención medica temporal” contra el COVID-19 países como Alemania en el recinto ferial Messe Berlin, instaló un hospital temporal plástico de 1000 plazas y EU, NY en levantó un “Field Hospital” plástico de 68 camas en central park Frente al Mount Sinai Hospital, 5ta Ave.

En nuestro país, en La Vega también se levantó un “hospital temporal” en ferro-plast, extensible hasta 250 camas como aporte de Luis Abinader, siendo el primero de cinco en su tipo, como innovadora muestra de su capacidad de gestión en crisis, acorde a los protocolos sanitarios internacionales, que garantizan la vida del ser humano como prioridad.

La modernidad arquitectica de la estructura, pudiera provocar que la superficialidad, por no decir el celo político, no calificara como hospitales a estas soluciones, lo que de ser así nos llevaría establecer que, “la calificacion de una estructura, no viene dada por sus formas y materiales, sino por su propósito”. Pues una casa, de madera piedra u hormigón, es una casa, así como un hospital operando en un edificio, barco o tienda de ferro-plast, es un hospital.

Es por cuanto, que este aporte de cuatro hospitales temporales, dentro del plan integral contra el COVID-19 del PRM, contentivo de prevención, detección y control, constituye una muestra del carácter innovador, visionario y determinado de Luis Abinader, demostrando en hechos, que es el presidente de presente, para vencer la tempestad, llevando a República Dominicana al más alto nivel de desarrollo, progreso y de equidad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *