Mate 40 Pro
Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- Huawei lanza Mate 40 Pro pero enfrenta una dificultad desde mayo del 2019 y es que Estados Unidos lo ha vetado por espionaje, esto hace que la compañía no pueda tener los servicios de Google

Diseño

El diseño del teléfono tiene mucho predecesor, el Mate 30 Pro, aunque con algunos cambios. En la parte delantera toca despedirse del notch, que por fin ha sido sustituido por un agujero frontal. Aunque en tamaño sigue siendo ciertamente notorio, ya que incluye una cámara de 13 MP, una lente gran angular y una cámara infrarroja para el desbloqueo facial.

En la trasera tiene un módulo de cámara aun más prominente —cuya consideración estética dejo a juicio del lector.

Los laterales de la pantalla presentan una curvatura de 88º, una opción un tanto más extrema que los otros smartphones similares, como los de Samsung o Xiaomi.

trae consigo un generosa pantalla OLED de 6,76 pulgadas. Los colores son vivos, brillantes y el brillo es más que suficiente para ver la pantalla a plena luz del día. La tasa de refresco es solo de 90 Hz, pero siendo realistas, tampoco es que vayamos a percibir una gran diferencia con un panel de 120 Hz. Otro punto a favor del Mate 40 Pro es que en los ajustes podemos activar una opción que optimiza la resolución de la pantalla para ahorrar batería y que realmente ayuda notablemente a reducir el consumo.

Cámaras

La colaboración entre Huawei y Leica ha dado buenos frutos, y las cámaras son sin lugar a dudas el mejor argumento de este teléfono.

La cámara principal de 50 MP y f/1.9 brilla en todo tipo de condiciones. Tiene un buen rango dinámico, una nitidez excelente, no satura en exceso ni hace cosas raras con los colores, y en condiciones de poca luz se maneja francamente bien. También tienes la opción de disparar con los 50 MP del sensor, pero te arriesgas a que el balance de la luminosidad sea peor.

Rendimiento

El procesador Kirin 9000 que lleva el Mate 40 Pro bajo el capó es sinónimo de potencia. Este procesador —a la altura del Snapdragon 865 Plus—combinado con esos 8 GB de RAM, hace que no haya ningún juego o aplicación que se le resista.

Que no te engañe su batería de 4400 mAh: aunque no parezca gran cosa sobre el papel, tiene recorrido suficiente para aguantar un día y medio con un uso normal. Por si esto fuese poco, el teléfono ofrece carga inalámbrica de 50W y carga por cable de 66W. ¿Y lo mejor? Enchufa el teléfono al cargador 15 minutos y tendrás la batería a más de la mitad.

Pero todo este impresionante hardware queda empañado por el software del teléfono. Es cierto que existen infinidad de alternativas a las aplicaciones de Google. Incluso también podemos acceder a estos servicios por medio del navegador si así lo queremos. Pero todo esto parece un lío innecesario por el que dudo que alguien quiera pasar después de haberse dejado más de mil “machacantes” en un teléfono.

Existen multitud de aplicaciones que requieren de los Servicios de Google para funcionar, así que puede darse el caso de que quieras utilizar otra aplicación ajena a Google y que no puedas instalarla en tu teléfono.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.