Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- Ante cualquier alteración en la lengua que no desaparece en unos días, se recomienda acudir al dentista. Imagen cedida por el Consejo General de Dentistas.

 

En nuestra lengua conviven múltiples microorganismos que pueden convertirse en patógenos si no la limpiamos adecuadamente. Cepillarse la lengua supone eliminar las células muertas, la placa bacteriana de las papilas gustativas y evitamos la aparición de caries y gingivitis.

 

Para hacerlo de manera adecuada, el doctor Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas, nos ofrece una serie de consejos.

 

Cepillarse la lengua ¿Por qué?

 

Lo idóneo es limpiar nuestra lengua cada vez que nos lavemos los dientes, tal y como afirma el odontólogo.

 

“Nuestra boca es el lugar en el que empieza la digestión”, indica el doctor.

 

En la lengua conviven múltiples microorganismos, muchos de los cuales son beneficiosos para realizar esta digestión de los alimentos.

 

Si no la cepillamos, al igual que lo hacemos con los dientes, estos organismos pueden convertirse en patógenos que alteren nuestra salud bucodental y nos causen caries, inflamaciones y patologías como la gingivitis.

 

Cepillado lengua

 

¿Cuántas veces hay que cepillarse la lengua al día?

 

Óscar Castro indica que debemos cepillarnos la lengua cada vez que nos lavemos los dientes. Y debemos hacerlo como mínimo dos veces al día: por la mañana y por la noche.

 

Aún así, es beneficioso cepillarnos la lengua tras las comidas que realicemos a lo largo del día para evitar la acumulación de restos de comida en este órgano.

 

¿Cómo lavamos adecuadamente nuestra lengua?

 

Lo ideal para cepillar adecuadamente la lengua es emplear un raspador lingual, una paleta o el propio cepillo dental, tal y como indica el experto.

 

Con todos estos instrumentos el procedimiento es similar: tenemos que arrastrar desde dentro hacia fuera. De este modo, además de eliminar los restos de comida, sacamos al exterior las células muertas y la placa bacteriana que se ha depositado en la lengua.

 

Otros beneficios de la higiene de lengua

 

Además de ayudarnos a mantener una buena higiene bucodental, el cepillado de la lengua nos ayuda a disfrutar del sabor de la comida.

 

Debido a que se elimina la placa bacteriana de este órgano, las papilas gustativas quedan limpias y esto nos ayuda a saborear más la comida.

 

El doctor recuerda que lo ideal, en caso de que hayamos cepillado nuestra lengua antes de comer, es esperar unos 10 ó 15 minutos antes de ingerir comida.

 

“Las pastas de dientes tienen saborizantes y aromatizantes que cambian el sabor de la comida. Es bueno hacer una pausa antes de volver a comer para evitar que se modifique el sabor de lo que ingerimos”, aclara el odontólogo.

 

Consejos sobre la higiene dental

 

Por otro lado, pese a que todos sabemos que debemos cepillarnos los dientes de forma habitual, el profesional nos da una serie de consejos también para hacerlo lo mejor posible y evitar dañar nuestros dientes y encías.

 

Un buen cepillado dental, ¿se puede medir en tiempo?

 

Es frecuente, sobre todo en el caso de los niños, que se ponga un tiempo para el cepillado dental.

 

“El truco está en pensar que la boca está dividida en cuatro cuadrantes y dedicar unos 30 segundos a cepillar cada uno de ellos”, explica el doctor.

 

El cepillo, mejor eléctrico

 

No es lo mismo un cepillo manual que uno eléctrico. Y, dentro de estos grupos, tampoco son todos iguales.

 

El cepillo eléctrico llega a zonas a las que el manual no consigue llegar del todo y, por tanto, evita que se queden restos de comida. Es por esto que el doctor recomienda el uso de uno eléctrico siempre que sea posible.

 

Asimismo, recuerda que es importante cambiar el cepillo de dientes cada pocos meses y el cabezal en el caso de los eléctricos.

 

Cepillo de dientes

 

Asimismo, dentro de los cepillos, también encontramos distintas durezas: suaves, medios y duros.

 

Lo cierto es que los cepillos duros no son especialmente recomendables, según recuerda el doctor. Es bastante frecuente pensar que es mejor emplear un cepillo duro, pero lo cierto es que suele ser más abrasivo y puede llegar a dañar el esmalte.

 

El hilo dental, ¿lo debemos usar todos?

 

Pese a que una de los mitos sobre el cepillado dental y la salud bucodental más extendidos sea que es fundamental el uso de hilo dental, lo cierto es que no es necesario para todo el mundo el uso del hilo dental.

 

Los odontólogos profesionales lo recomiendan a personas que sufren apiñamiento de dientes o tienen algunos muy separados. Si no es nuestro caso y con el cepillado de los dientes y la lengua nuestra boca queda sin restos de comida, no sería necesario, en principio, el uso de hilo dental.

 

Sin embargo, pese a todos los consejos sobre el cepillado dental y de la lengua que recibamos, el doctor Óscar Castro incide en que es fundamental hacerle caso a nuestro dentista de manera individualizada.

Comentarios desactivados en Importancia de cepillarse la lengua