Comparte esta noticia con tus contactos
Teherán, Irán.- Diecisiete personas han muerto en Irán desde que, hace seis días, empezaron las manifestaciones de protesta por la muerte de una mujer que había estado detenida por la policía de la moral, según un balance difundido el jueves por la televisión estatal.

«Diecisiete personas, incluyendo manifestantes y policías, perdieron la vida en los acontecimientos de los últimos días», anunció el canal, sin aportar más precisiones.

El enojo público estalló cuando las autoridades anunciaron el viernes la muerte de Amini, de 22 años, luego de su arresto por la policía de la moral, encargada de hacer cumplir un estricto código de vestimenta para las mujeres, en particular el porte del velo en público.

La joven iraní estuvo en coma tras su detención y murió el viernes, tres días después de haber sido hospitalizada.

Según las autoridades iraníes, la joven falleció por causas naturales, pero activistas y la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos afirman que fue golpeada violentamente en la cabeza y contra un vehículo de la policía.

El miércoles, los medios estatales iraníes informaron que, en la quinta noche de protestas callejeras en 15 ciudades, la policía uso gas lacrimógeno y efectuó arrestos para dispersar multitudes de hasta 1.000 personas.

Ismail Zarei Koosha, gobernador del Kurdistán iraní, la provincia natal de la joven, indicó el martes que tres personas murieron en las protestas, sin especificar cuándo.

Como otras autoridades, culpó de las muertes a «un complot del enemigo».

 

En tanto, el comandante de la policía de Kurdistán, Ali Azadi, anunció la muerte de otra persona, según la agencia de noticias Tasnim.

Además, otros dos manifestantes murieron en la provincia de Kermanshah, indicó el fiscal de esa región, Shahram Karami, acusando a «agentes contrarrevolucionarios», según citas recogidas por la agencia FARS.

Por último, el grupo de defensa de los derechos de los kurdos Hengaw -radicado en Noruega- indicó el miércoles que otros dos manifestantes, de 16 y 23 años, habían muerto durante la madrugada en la provincia de Azerbaiyán Occidental.

Hengaw también informó que unas 450 personas habían resultado heridas y que cerca de 500 fueron arrestadas, unas cifras que no pudieron ser contrastadas con una fuente independiente.

 

– «¡Sí a la libertad!» –

Algunas manifestantes desafiaron a las autoridades quitándose los hiyabs y prendiéndoles fuego, o cortándose el pelo entre la multitud, según unas imágenes de video que se hicieron virales en las redes sociales.

«¡No al velo, no al turbante, sí a la libertad y a la igualdad!», gritaron los manifestantes en Teherán. Las protestas generaron una ola de solidaridad internacional y en otras ciudades como Nueva York o Estambul se organizaron manifestaciones de apoyo.

Los manifestantes lanzaron piedras contra las fuerzas de seguridad y prendieron fuego a vehículos de la policía y contenedores, informó la agencia de noticias oficial IRNA, que reportó concentraciones en ciudades como Mashhad, Tabriz, Isfahán y Shiraz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.