Miren cómo funciona la conducción autónoma del Mercedes Clase S 2021

Mercedes Clase S 2021
Comparte esta noticia con tus contactos

No todos los países del mundo disfrutará de la nueva tecnología de conducción autónoma del Mercedes Clase S 2021, debido a que el coche se adaptará solo a la regulación en cada territorio; reconocerá por dónde circula y, en función del país y sus normas, se adaptará su piloto automático.

Alemania será el primer país en recibir algunas unidades de Mercedes Clase S 2021 con su tecnología de conducción autónoma, pero a partir del año que viene y luego los demás países del europeo que tengan autopistas en buenas condiciones, o sea, bien señalizadas.

Jochen Haab, jefe de desarrollo de Intelligent Drive, dijo que el Clase S 2021 autónomo harán falta más sensores, debido a que el modelo se lanzará como una serie seguramente y no será posible hacer un retrofit de las unidades preexistentes.

«Tenemos tres tipos de sensores, cada uno con sus ventajas e inconvenientes y, nuestra filosofía es que el sistema opere siempre con como mínimo dos por seguridad», indicó el ejecutivo.

Uno de los arquitectos del sistema MBUX de Mercedes, Pedro Montero, explicó que si circula en modo autónomo con el Mercedes Clase S, por ejemplo, por China, donde está permitido ver la TV a bordo, el coche lo detectará y le ofrecerá esa posibilidad a través de la gran pantalla del salpicadero, pero si circula por Alemania, esto no será posible.

Además, el Clase S 2021 será capaz de reconocer a su conductor a través de un doble sistema de identificación: por huella dactilar sobre un botón bajo la pantalla central y facialmente.

El cerebro de la conducción autónoma del Mercedes Clase S es su módulo Intelligent Drive, que se encarga de gestiona todos los sensores de ultrasonidos, radares y cámaras de la berlina, los sistemas de seguridad pasiva y las ayudas, como el reconocimiento de señales que permiten una conducción más segura y relajada.

«En el Intelligent Drive Controller, hemos dispuesto diferentes escenarios. Por ejemplo, en la ciudad, nos centramos en los usuarios vulnerables; tenemos sistemas de estacionamiento en los que, por ejemplo, el eje trasero directriz puede ayudarte a aparcar y desaparcar de forma muy confortable. En autopista, nos enfocamos en situaciones de emergencia en las que, si estás distraído, el coche puede frenar por ti», afirma Matthias Struck, responsable de Concept & Field Validation en Mercedes.

Para activar la conducción autónoma, solo habrá que presionar un botón, después de lo cual el conductor recibe una confirmación luminosa de color azul alrededor del volante y en la pantalla del cuadro de instrumentos. Solo entonces, podrán apartarse las manos del volante del Clase S, que por otro lado tiene un nuevo tipo de sensores en este componente para acompañar el sistema Drive Pilot.

También el conductor podrá separar las manos del volante para consultar su correo electrónico en la pantalla central del salpicadero, pero siempre permaneciendo atento al tráfico y a las indicaciones del coche. De hecho, el Mercedes Clase S 2021 te avisará si tienes que hacerte cargo, tomas el control y aprietas los botones. Pasada la situación que obligaba al conductor humano a trabajar, el coche ofrece su Drive Pilot como disponible y uno puede volver a relajarse, pero nunca demasiado.

«Nuestro objetivo es certificar el uso del autopiloto del Clase S para las autopistas alemanas y todas aquellas europeas que sean similares, con las líneas bien pintadas, fuera de túneles y aunque no necesitamos que tengan 5G, esto no será hasta entrado 2021», añadió Jochen Haab, jefe de desarrollo de Intelligent Drive.

Comentarios desactivados en Miren cómo funciona la conducción autónoma del Mercedes Clase S 2021