Comparte esta noticia con tus contactos

SANTIAGO. – Un grupo de 29 médicos residentes del Hospital Infantil Regional Universitario, doctor Arturo Grullón, de esta ciudad, fue enviado a cuarentena por dos semanas, tras haber hecho contacto el pasado 25 de marzo con una paciente de dos años de edad que falleció por el coronavirus o COVID-19.

Del grupo de los galenos que deberán estar en sus casas hay diez sintomáticos, según afirmó este jueves el presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), filial Santiago, José Alberto Cruz, quien agregó que uno de ellos regresó recientemente de los Estados Unidos.

El dirigente médico explicó que al momento de atender a la menor los galenos no contaban con los equipos de protección de bioseguridad, como establece el protocolo de salud.

Cruz dijo que en estos momentos en el hospital infantil de Santiago hay un déficit de médicos y están trabajando con serias dificultades, ya que de un total de 49 médicos residentes un total de 29 fue enviado a sus casas.

“Aquí solo hay cuatro médicos para todo el hospital. Insistimos que deben llegar equipos de bioseguridad para los profesionales de la medicina, deben tener a manos las pruebas diagnósticas para los médicos residentes que se supone ya deberían estar realizándose”, indicó.

El presidente del CMD sostuvo que debido al déficit de médicos también la propia directora del hospital, Cruz María, ha tenido que exponerse brindando atenciones a los pacientes sin la debida protección.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *