Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – La Procuraduría General de la República reveló que el narcotraficante “el Gringo” pagó RD$1 millón de pesos al imputado Alberto Familia (Gugú), junto con el prófugo Gerald Utate Rodríguez para asesinar a Yeri Pascual Cordero Sosa, hijo del capo Jesús Pascual Cordero Martínez “El Chino”.

El Ministerio Público aseguró que Gugú era el segundo al mando del plan de sicariato y habría cobrado 400 mil pesos, mientras que Gerald Utate Rodríguez, quien fungía como el jefe de la operación habría cobrado la misma suma, el resto del dinero, Utate lo habría utilizado para subcontratar a los demás miembros de la red criminal que cometieron el crimen.

“Cabe destacar que el imputado Alberto Familia, así como el nombrado Gerald Utate Rodríguez (prófugo) recibieron la suma de RD$1,000,000 de pesos por parte del recluso Manuel Emilio Mesa Beltré (El Gringo) a través de familiares como pago para la comisión del hecho”, dijeron miembros de la Fiscalía, institución que tiene en su poder RD$400,000, que uno de los parientes entregó de manera voluntaria a la Policía Nacional.

El pasado martes fue sometieron a Alberto Familia (quien desde el 29 de marzo tiene prisión preventiva en Monte Plata por otros crímenes) y Pablo José Santos Polanco (Pequeño, El Menor o El Cojo), por su participación en el asesinato de Yeri Pascual Cordero Sosa.

El Ministerio Público solicitó que a estos imputados se les imponga la prisión preventiva por la gravedad de los hechos, además están acusándolos por violación a la ley de armas, lo que, avanzado el proceso, podría suponer penas de hasta 40 años.

Asimismo, otros tres involucrados en el caso de sicariato siguen prófugos de la justicia. Ellos son José Alberto (El Pollo), un sujeto apodado “El Taxista” y Gerald Utate. Rodríguez (El Cojo), a quien se le atribuye haber disparado contra el hijo de El Chino.

Se recuerda que el hijo del capo “EL Chino”, Yeri Pascual Cordero Sosa fue asesinado junto a su acompañante Jassel Kadaffi Esteban Lebrón “Real Mustafá” el pasado 9 de marzo cuando estos se desplazaban en una yipeta a la 4:00 de la madrugada en la avenida 27 de febrero casi esquina Dr. Defilló.

Los asesinados habían acabado de salir de una discoteca donde el hijo de El Chino, celebraba su fiesta de cumpleaños.

Los investigadores del Ministerio Público aseguraron que el asesinato de Yeri Pascual Cabrera fue ordenado por el presunto narco Manuel Emilio Mesa Beltré (El Gringo), supuestamente por varios sicariatos contra sus allegados que habría patrocinado El Chino.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *