Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – Las renuncias masivas que han estado ocurriendo en los últimos días en el Partido Revolucionario Dominicano -PRD-, por motivo al mal manejo y las decisiones herradas que tomadas por su presidente Miguel Vargas Maldonado, debilitan cada vez más la candidatura presidencial del Partido de la Liberación Dominicana y su candidato presidencial Gonzalo Castillo.

El partido blanco se ha convertido en un grupo minoritario tras la salida de sus dirigentes políticos y gran parte de la administración de la organización, y está sucediendo justamente en los momentos en que Gonzalo es su opción presidencial, lo que demuestra la poca acogida que este representa en la familia Peñagomista.

Diferentes dirigentes PRD, encabezados por José Miguel Mañón Martínez, renunciaron a dicha organización, lo que constituye la continuidad del desangre político con miras a las elecciones presidenciales del 5 de julio del 2020.

Ante esta situación, el PRD se muestra más débil para aportar a una victoria del PLD, lo que contribuye a que Luis Abinader se consolide como el próximo presidente de la República, toda vez que estos jóvenes dirigentes está alineados con el Señor Neney Cabrera.

Junto a José Miguel Mañón Martínez, otros jóvenes dirigentes no menos importantes presentaron su renuncia, tomando sus decisiones bajo el liderato del mismo, estos fueron: Agner Beriguete Ramírez, Joan Samuel Prado Coste, Ángel Moisés Montas y Johanna Méndez Valdez.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *