Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- La Dirección General de Impuestos Internos (DGII) fue denunciada por incumplimiento de sentencia impuesta por el Tribunal Constitucional que ordena el pago de más de RD$428 millones a favor del abogado perremeista Ramón Emilio Concepción, que obtuvo ganancia de causa en una acción de amparo donde la institución fue condenada a pagar 100 mil pesos diarios por cada día que deje de cumplir la decisión que ya se convirtió, en decisiva.

En fecha 14 de mayo de 2009, le fue notificada a la DGII la Sentencia Núm. 00358/09; juicio que fue recurrido por la DGII. En fecha 14 de agosto de 2020, el Tribunal Constitucional dictó su Sentencia Núm. TC 0208/2020 mediante la cual la Sentencia Núm. 00358/09 adquirió la Autoridad de la Cosa Irrevocablemente Juzgada. El 13 de noviembre de 2020, se notificó la Sentencia del Tribunal Constitucional a la DGII.

En fecha 17 de noviembre de 2020, se depositó la Solicitud de Liquidación de Astreinte Definitiva en base a las Sentencias Números 00358/09 y TC 0208/2020.

A esos fines, se fijó audiencia para el día 14 de enero de 2021. Audiencia que fue pospuesta a petición de la DGII para el día 2 de febrero de 2021.

En fecha 20 de enero de 2021, a requerimiento de la DGII se notificaron los Actos marcados con los Números 66/2021 y 67/2021. El primero, contentivo de Demanda en Interpretación de Sentencia, donde se le solicita a un Juez de Primera Instancia que interprete y que anule una Sentencia confirmada por el Tribunal Constitucional. El segundo, contentivo de Demanda en Referimiento en Suspensión de Liquidación de Astreinte y de Efectos de Sentencia, que como se dijo anteriormente, fue ratificada por la decisión del Tribunal Constitucional.

El 27 de enero de 2021, mediante Reglamento Núm. 504-2021-SORD-0085, la Presidencia de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, rechazó las pretensiones de la DGII de suspender la ejecución de una sentencia que goza de la Autoridad de la Cosa Irrevocablemente Juzgada.

Y recientemente, el día 2 de febrero que se conoció la audiencia para la liquidación, persisten en el desacato y le están pidiendo al juez que dictó una sentencia que ya tiene Autoridad de la Cosa Irrevocablemente Jugada, que sea suprimida por el propio tribunal que dictó esa Sentencia hace casi 12 años.

El abogado Ramón Emilio Concepción, dijo que  el proceso se inició en el 2009,  por ante la Segunda Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia  del Distrito Nacional, cuando la DGII trató de cobrarle el pago de los impuestos de transferencia a varios inmuebles que ganó mediante contrato de cuota litis en el municipio de La Romana, lo que lo motivó acudir ante los tribunales de la República procurando ser amparado en sus derechos como  lo establece la Constitución de la República, la Ley 302, sobre el pago de honorarios de abogados, decisión que adquirió la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada.

Por lo que se reitera, y se demuestra que la DGII está desacatando la Sentencia del Tribunal Constitucional de la República Dominicana porque sigue intentando que un juez de Primera Instancia anule una Sentencia que fue ratificada por el Tribunal Constitucional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *