Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- La autoridades de Bolivia arrestaron a la expresidenta de facto Jeanine Áñez y a sus colaboradores tras ser  acusados de terrorismo, maquinación y conspiración en contra del exmandatario Evo Morales a quién le impusieron una orden de golpe de estado perpetrado en noviembre del año 2019.

El ministro del Gobierno, Eduardo Del Castillo informó al pueblo bolivariano a través de su cuenta de Twitter sobre lo sucedido: “la señora Jeanine Añez ya fue aprehendida y en este momento se encuentra en manos de la Policía”.

Tras su aprehensión, la ex gobernante Áñez denunció que ha sido víctima de “abuso y persecución política”.

“Denuncio ante Bolivia y el mundo, que en un acto de abuso y persecución política el Gobierno del MAS me ha mandado arrestar. Me acusa de haber participado en un golpe de Estado que nunca ocurrió. Mis oraciones por Bolivia y por todos los bolivianos”, escribió la exmandataria en Twitter.

El Gobierno boliviano, por su parte, aseguró que no existe ningún tipo de “persecución política” contra Áñez.

La Fiscalía Departamental de La Paz giró órdenes de aprehensión por los delitos de «terrorismo, sedición y conspiración«, en contra de Áñez y sus exministros Arturo Murillo (Gobierno); Luis Fernando López (Defensa); Álvaro Coimbra (Justicia); y Rodrigo Guzmán (Energías).

Asimismo, se ordenó aprehender a Palmiro Jarjuri, quien era comandante de la Armada; Jorge Gonzalo Terceros, excomandante de la Fuerza Aérea; y el general Gonzalo Mendieta, excomandante del Ejército.

El miércoles 10 de marzo, las autoridades detuvieron al ex líder militar Flavio Arce San Martín, quien se desempeñaba como jefe del Estado Mayor del Ejército de Bolivia cuando se produjo el golpe contra Morales.

Mientras que la mañana del viernes, la Policía ejecutó las órdenes de captura contra los exministros Coimbra y Guzmán,  detenidos en Trinidad, departamento de Beni, en el centro-norte del país.

La investigación radicada en la Fiscalía de La Paz responde a una denuncia presentada por la exdiputada Lidia Patty, quien acusó al opositor Luis Fernando Camacho, así como a exjefes militares o policiales, por los sucesos que llevaron a la renuncia de Morales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *