Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- Los comunicadores de la nueva generación en medio de la se sienten indignados por los privilegios irritantes con que el pasado gobierno del Partido de la Liberación Dominicana trató a muchos periodistas y personalidades de la información en las plataformas digitales que se arrodillaron, se amilanaron hasta alcanzaron niveles de complicidades jamás visto en toda nuestra historia con la mala administración que lideró el ex presidente Danilo Medina.

Uno de estos que recibieron todo tipo de favores indignantes y contratos millonarios es el conductor del programa matinal “Hoy Mismo”, Dany Alcántara, quien pudo amarrar contratos por más de $1,000 mil millones en decenas de instituciones públicas.

Los conocedores de estos menesteres, ven que estos convenios lesionaron gravemente el erario público ya que involucraban sumas exorbitantes, y que afectaron enormemente la posibilidad de que esas mismas instituciones patrocinaran y apoyaran el nuevo talento comunicacional y periodístico del país que iba insistentemente en busca de apoyo para financiar sus programas y su presencia en los medios.

La respuesta que recibían por parte de instituciones públicas que estaban a entender de muchos «secuestrada», era que ya no había espacio presupuestal para financiar nuevos proyectos mientras los medios, programas y espacios del señor Alcántara recibían millones de pesos todos los meses.

Aunque todo esto pudiese ser considerado que se ajustaba a los cánones legales, debido al hueco existente en la ley de compras que permite la contrataciones con fines publicitarios y de comunicación sin atravesar por los rigores de los demás procesos de compra, como por ejemplo una licitación pública y competitiva, realmente resulta una práctica anti ética y abusiva ya que corroe las posibilidades de que se fortalezca la democracia nacional a través del surgimiento de voces críticas y entes comunicativos con la capacidad de renovar la opinión pública y elevar su voz en base a nuevos paradigmas.

Por ello, vemos como los medios en la República Dominicana están plagados de personas sin talento, sin probidad y sin compromiso ético, pero que logran mantenerse en los medios gracias a su capacidad y audacia para engancharse en el presupuesto publicitario de una institución pública como logró hacerlo el señor Alcántara con medio gobierno por 16 años de hegemonía peledeísta.

De pronto, algunos sectores han manifestado sus preocupaciones porque al igual que el Señor Alcántara reconocidas voces del denominado «bocinaje peledeísta», puedan continuar drenando el erario público, imposibilitando esto el surgimiento de una nueva camada de comunicadores que desafió con gallardía al pasado régimen peledeísta y que estuvo por años esperando el inicio de este nuevo ciclo político para poner sus capacidades, talentos, vocación de servicio y compromiso democrático al servicio de la nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *