Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – Bajo las consignas “sin medicamentos no hay vida”, “ARV para todos”, “El VIH no espera”, decenas de personas protestaron la mañana de este miércoles frente el Palacio Nacional por el retraso con que el Gobierno realiza los pagos para la adquisición de medicamentos antirretrovirales (ARV), lo que hace que las personas que viven con el VIH se les dificulte adquirir ese tratamiento.

En ese sentido, la Red de Personas Viviendo con VIH (REDOVIH), en conjunto con decenas de organizaciones por los derechos de las personas positivas al VIH, denunciaron que actualmente están viviendo un desabastecimiento de esos medicamentos, situación que pone en riesgo la vida de más de 40 mil personas que padecen la enfermedad.

La presidenta de Redovih, Dulce Almonte, indicó que los pacientes con ese virus se encuentran con miedo y una gran incertidumbre debido a que las autoridades no les ofrecen una seguridad para ellos poder tener la medicina a tiempo.

“Los fondos destinados para los medicamentos comprados para que haya disponibilidad acaban de ser pagados este pasado viernes y eso significa que ahora la fábrica va a durar 6 meses para que lleguen al país y sin tener en cuenta todos los problemas de embarque que hay”, denunció Almonte. La presidenta de Redovih exhorto a las autoridades del Gobierno a que dentro del presupuesto el VIH sea una prioridad y que los fondos se entreguen a tiempo, ya que llevan meses denunciando esa problemática.

Indicó que desde marzo pasado no se hacía el depósito del dinero para la compra de los antirretrovirales, y que es de vital importancia que ellos tengan sus medicinas porque los mismas son de uso diario y continuo.

Manifestó que hasta el momento no ha fallecido ninguna persona, por lo cual se han lanzado a la calle como una medida provisoria.

La presidenta de Redovih explicó que el año pasado al Consejo Nacional para el VIH y el SIDA (Conavihsida), se le fue despojando de la autoridad para realizar la compra de los medicamentos y se la dieron al Ministerio de Salud Pública, lo cual aseguró no es cuestión de ministros, sino de que las entidades deben comprar los medicamentos a tiempo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *