Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- El canciller Roberto Álvarez aseguró que la construcción de “la verja divisoria”  entre la República Dominicana y Haití que planteó el presidente Luis Abinader durante su rendición de cuentas el pasado 27 de febrero, abarcaría unos 190 kilómetros de los 391 que tiene la frontera con país vecino, con un costo estimado que superaría  los 100 millones de dólares.

El funcionario dijo que al día de hoy hay 23 kilómetros de verja construidos entre los dos países y para finales de año se espera tener 30 kilómetros en lugares de fácil acceso.

Álvarez expresó que el gobierno está negociando con dos empresas israelís y una española para la contratación de la verja fronteriza “que es como dijo el presidente tecnológica y física”.

Las autoridades dominicanas pretenden instalar sensores y drones, que coadyuvarían a la verja física en sí. “Ese contrato que se licite en su momento tendrá modalidades de financiamiento”, dijo el canciller dominicano en el programa de televisión.

“Pudiera costar más de 100 millones de dólares la totalidad, esa no es una suma excesiva y se establecerían modalidades de financiamiento para pagos a largo plazo”, dijo. “No es algo que estamos pensando que va a salir del presupuesto en los próximos años”, indicó Álvarez.

Roberto Álvarez señaló que la construcción de la verja permitirá regularizar los puntos de entradas. “Por donde fluye el comercio de una manera normal, lógica en la frontera”, insistió. A partir de ahí se usan los métodos de radares, drones y sensores para establecer donde se ha abierto una brecha y así entrenar a los recursos humanos para detener “cualquier cruce indebido”.

El presidente dominicano, Luis Abinader, anunció el sábado, en su rendición de cuentas al país, que su gobierno pretendía construir una doble verja perimetral entre Haití y República Dominicana.

La construcción se produciría en los puntos de mayor conflicto en la frontera entre ambos países.

 El mandatario dominicano dijo que las nuevas medidas de refuerzo de seguridad combinarían los medios físicos y tecnológicos, “e incluirán una doble verja perimetral en los tramos más conflictivos y una simple en el resto, además de sensores de movimiento, cámaras de reconocimiento facial, radares y sistemas de rayos infrarrojos”.

“Con todo ello y en un plazo de dos años, queremos poner fin a los graves problemas de inmigración ilegal, narcotráfico y tránsito de vehículos robados que padecemos desde hace años y lograr la protección de nuestra integridad territorial que llevamos buscando desde nuestra independencia”, dijo Abinader ante la Asamblea Nacional e invitados especiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *