Comparte esta noticia con tus contactos

Para atraer a los incautos a sitios falsos y engañarlos, los estafadores pagan por anuncios en Facebook, Google y otros sitios.La pandemia también ha significado una ventana de oportunidad para los estafadores. Los ladrones están tratando de aprovechar el aumento de las compras en línea creando sitios web de aspecto elegante en los que fingen vender dispositivos novedosos, juguetes, artículos de limpieza y cualquier otra cosa de gran demanda.

Si el producto o servicio está en un sitio web en el que nunca ha comprado antes, haga una búsqueda en línea del nombre del sitio web acompañado de las palabras “estafa” o “fraude”.

Consulte las redes sociales del sitio para ver si hay quejas de los clientes. Para compras en Estados Unidos, pruebe la página https://www.bbb.org/scamtracker de la organización Better Business Bureau, que le permite buscar nombres de empresas y leer cualquier queja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.