Comparte esta noticia con tus contactos

SANTO DOMINGO. -En un momento en que Eduardo Sanz Lovatón se encontraba decepcionado y a punto de dejar la política fue motivado por Luis Abinader para retomar su carrera en esta actividad con la idea de generar cambios positivos en el país.

El hoy titular de la Dirección General de Aduanas y militante del Partido Revolucionario Moderno cuenta que su amor por la política forma parte de él desde muy pequeño, ya que creció en el seno de una familia en la que se respiraba el aire de la lucha por la democracia.

Recuerda cómo sus progenitores formaron parte del grupo fundador del Partido Revolucionario Dominicano, lo que, asegura, le inspiró para incursionar en la política a una edad muy temprana.

Dicha experiencia, junto a la trayectoria de varios   líderes políticos como José Francisco Peña Gomez, despertaron una inquietud social por el bien común que se profundizó en el extranjero cuando salió a estudiar a Europa, espacio en el que veía un desarrollo social más avanzado.

“Al regresar al país se intensificó el deseo de tener ese desenvolvimiento parecido a los países desarrollados, más allá de los partidos, porque, inclusive, los partidos estaban presentando un deterioro terrible, en ese momento”, manifestó el funcionario.

Sostiene que su decepción estuvo vinculada a los fallidos intentos de ocupar una posición electiva en dos ocasiones, y que   en el partido en el que estaba en ese entonces, no se realizaban convenciones, solo se colocaba a los dirigentes con el “dedo”, rememora Sanz Lovatón.

Ese desencanto iba acompañado de que el Partido de la Liberación Dominicana continuaba en el poder, y el partido al que pertenecía había perdido tres elecciones consecutivas.

“En ese proceso conocí a Luis Abinader, y aunque   mi carrera profesional como abogado en el sector privado comenzó a despegar, vi en Abinader un ánimo   similar al mío de querer aportar al país pequeños cambios que generarían procesos”, manifestó Sanz Lovatón.

Al ser preguntado sobre los retos de asumir esta gestión gubernamental frente a la crisis económica y sanitaria, el experto en comercio internacional y abogado explica que para el Partido Revolucionario Moderno    asumir el poder en medio de la crisis   representa retos adicionales, sin embargo, considera que si se trabaja con humildad y transparencia el pueblo no va a culpar al Gobierno del Covid-19 ni de situaciones que son ajenas a los seres humanos.

Considera que, si los funcionarios de este Gobierno trabajan con humildad gastando menos para invertir mejor, la gente va a entender que el Gobierno está tratando de resolver problemas con austeridad presupuestaria y de comportamiento, enfatizó el titular de Aduanas.

Puso como ejemplo que los funcionarios del Gobierno deben de mantener el nivel de credibilidad. “Hay que ir de un círculo vicioso de la política a provocar un círculo virtuoso, para no crear un antecedente que lo saque del poder”, indicó Sanz Lovatón.

Resaltó que para eso están trabajando, al asegurar que ya han generado confianza en los agentes económicos y una muestra de ello son las inversiones realizadas en los últimos días en el sector turismo.

Expresó que, aunque todavía no se sabe cómo terminará la economía con la pandemia Covid -19, reconoce que se necesitará de mucho optimismo y fuerza para superar los desafíos que ésta presenta al país.

De oposición a la acción
Para Sanz Lovatón el proceso de transición de la oposición al  Gobierno conlleva cambios que comienzan con hablar menos y hacer más.

Sostuvo que esos cambios empiezan con la mentalidad. “Primero hay que entender que no somos el gobierno del PRM, sino el Gobierno de los dominicanos. También que todos los dominicanos son nuestros empleadores, ya que cualquier ciudadano es el que está pagando el salario”, aseveró.

Empleos para la base
Por otro lado, dijo que en el proceso de transición también hay que dar respuesta a la   base política, porque aunque el Gobierno es para todos, a la base del PRM  hay que prestarle  atención, ya que será  esa la que brindará apoyo a la hora que se  afecten  intereses.

En cuanto al empleo para dirigentes y simpatizantes de su partido, expresó que ya la mayoría forma parte del tren gubernamental, pero que se ha querido hacer una combinación de capacidad y méritos, para ir a formar los equipos que puedan dar un servicio de calidad al país.

Entiende que para enero quienes trabajaban por el proyecto Luis Abinader estarán colaborando en el Estado.

No obstante, resaltó que no todos tendrán una posición en la administración, sino que pueden beneficiarse de programas de voluntariado, becas y otros proyectos.

Puso como ejemplo que, en la Dirección General de Aduanas, aunque se está dejando el personal de carrera en el que el Estado ha invertido, pero que se están evaluando la plaza disponible para la base.

En ese sentido reveló que   hay un equipo creando espacios en las nóminas que estaban abultadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *