Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – El Director General de Aduanas (DGA), Eduardo Sanz Lovatón, salió al frente a las críticas generadas por la permanencia en la entidad de María Altagracia Martínez, hermana del comunicador Julio Martínez Pozo, ya que la misma es empleada de carrera y justifica su salario acudiendo a trabajar.

La reacción del funcionario se produjo a raíz de un mensaje de respuesta al dirigente del colectivo Somos Pueblo Ricardo Ripoll, quien rechazó que la susodicha empleada permanezca en el puesto a pesar del cambio de gobierno.

Expresó Lovatón “Ricardo, respeto lo que ustedes tratan de hacer. De hecho, muchas veces señalan cosas que ayudan a corregir. Y lo agradezco. En este caso amigo, es cierto. Ella trabaja allá, yo la encontré y no la he desvinculado porque es de carrera y trabaja bien. Abrazos.

El director de Aduanas agradeció el gesto del líder del referido colectivo, pues entiende que sus pesquisas ayudan a corregir algunas cosas que andan mal, peor que en el caso de la hermana de Martínez Pozo esta justifica su salario.

En ese sentido los cuestionamientos a los nombramientos en la DGA y otras instituciones se produjeron a raíz del descontento de algunos sectores por la contratación de Milton Cordero (a) Lechuga, quien activó en favor del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Dijo lechuga fue desvinculado de la institución aduanera por alejadamente figurar en la investigación que realiza el Ministerio Público en torno al caso Operación Medusa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *