Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- Altos dirigentes del Partido Revolucionario Moderno, Enmanuel Esquea Guerrero y Guido Gómez Mazara advirtieron a los funcionarios del partido moderno, de posibles peligros que pueden acontecer de no ser denunciados los actos de corrupción cometidos por la pasada gestión.

Esquea Guerrero manifestó en su cuenta Twitter que se resiste a creer que la corrupción cometida por el gobierno pasado se quede sin sanción penal.

“Me niego a admitir que las deficiencias culposas del gobierno pasado se queden sin sanción penal. Los funcionarios están obligados a presentar denuncias y querellas y el Ministerio público a apoderar a los tribunales”, expresó.

Por su lado, Gómez Mazara afirmó que con lo que se ha encontrado y que hay en documentos es para que el Partido de la Liberación Dominicana no vuelva jamás al poder. “Sigan de blandito”, advirtió a los ministros del PRM.

También mostró en su cuenta de Twitter una lancha de un costo de 1.5 millones de dólares que presuntamente es de un ex alto funcionario ligado a la justicia del gobierno de Danilo Medina.

“El ADN de ese peledeista lo llevó a adquirir también una villa en Casa de Campo”, dijo, en referencia a lo alegado por Medina de que la trasparencia está en el ADN del PLD.

En su artículo de esta semana, Gómez Mazara narró que el poder bien ejercido no puede constituirse en fuente de retaliación.

Pero que mostrar indiferencia tiene consecuencias catastróficas porque al no penalizar los excesos y sus autores, se tiende a reproducir bajo el concepto de que la tolerancia representa el estímulo por excelencia para volver sobre el error.

“Inclusive, la tendencia de crear conciencia contra el olvido ha sido el recurso ideal para que las nuevas generaciones puedan identificar sus verdugos, impulsar la Justicia y estructurar un régimen de sanciones” escribió.

También expuso que “nuevos precedentes de correcta sanción contribuyen a imposibilitar que las corrientes de complicidad impongan el ritmo no perseguir los desmanes administrativos, y el tiempo sirva de aliado para el pernicioso olvido”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *