Comparte esta noticia con tus contactos

Italia. – El desfile lleno de color y glamour de Dolce e Gabbana ilusionó en la segunda jornada de la Semana de la Moda de Milán (norte de Italia), cuya pasarela se vio desbordada por la “terapia de Luz” propuesta por la marca italiana, en un símbolo de celebración y felicidad.

Asimismo, la limpidez negra, tanto en camisas y chaquetas como en pantalones, con destellantes piedras brillantes y lentejuelas de mil colores, dieron la salida a uno de los pocos desfiles en directo del certamen, con un escenario inspirado en iluminaciones tradicionales italianas en el antiguo cine milanés que ahora es una de las sedes de la marca.

De igual forma, los trajes de seda y tejidos brillantes, de vivos y mezclados colores, también poseyeron protagonismo en la presentación, en la que no faltó un guiño a la selección de fútbol de Italia que juega la Eurocopa estos días en Roma, con varias piezas con los colores de la bandea tricolor italiana que recordaban la equipación futbolística.

Fendi, por su parte, apostó por motivos abstractos “flotando” en trajes de lino y camisetas de ganchillo, con colores suaves, sobre todo azules, lilas y tonos rosados que simulaban el ocaso del atardecer para chaquetas desmontables en un ansia de libertad que se repite en casi todas las colecciones.

En cuanto a los accesorios destelló un deseo imposibles, como joyas y collares de jacqard, o gafas, auriculares y zapatillas deslizantes, todos ellos deportivos, para llevar con pantalones de cintura baja.

La colección de Tod’s mostró influencias del célebre fotógrafo estadounidense Peter Beard y su modo de mezclar el mundo del safari y la elegancia de la ciudad, una síntesis de lo casual y el lujo, con la goma como tejido protagonista de las prendas, pero también de zapatos de explorador e incluso de sandalias para llevar con calcetín.

Otra propuesta llamativa de la jornada fue la “chaqueta pospandémica” de Marco Baldassarri, fundador de Eleventy, para quien se trata de la pieza clave del verano pues, tras un año de teletrabajo, los blazers se han quedado desfasados: las nuevas son ligeras y con un peto de quita y pon, para utilizar según la actividad.

“El primer trimestre del año fue de tímida reacción, el segundo gracias al plan de vacunación ya ha tenido una aceleración, si continúa así preveo una recuperación muy rápida”, aseguró Baldasarri.

La Semana de la Moda masculina de Milán, que abrió ayer con la apuesta por lo cómodo y la libertad de Ermenegildo Zegna, durará hasta el

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *