Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo,- El mandatario de la República Dominicana Luis Abinader Corona desciende cuatro puntos de popularidad, pero se mantiene como el segundo mejor presidente en América Latina.

Con un importante repunte de infectados y muertes, y ante la aparición de nuevas cepas del virus, más contagiosas y dañinas, son varios los gobiernos que han tenido que restringir nuevamente las libertades de circulación, una medida impopular que afecta gravemente la economía.

Para peor, el continente ha quedado relegado en la distribución mundial de vacunas contra el covid-19, y en esa disputa cada gestión se pone a prueba a la hora de conseguir el tan preciado antídoto para iniciar, cuanto antes, la marcha de una ansiada ‘nueva normalidad’.

El Gobierno de El Salvador es el que mejor imagen tiene de toda América Latina respecto a la gestión de la pandemia.

El 98 % de los salvadoreños aprueba a nivel general la forma en que el gobierno del presidente Nayib Bukele ha abordado la emergencia sanitaria del coronavirus, de acuerdo a un trabajo de la encuestadora CID Gallup publicada en marzo.

En noviembre del año pasado, se realizó un  “Informe sobre imagen e influencia presidencial en América Latina”, en el período septiembre-octubre, elaborado por la Fundación Directorio Legislativo.

En este, ambos mandatarios ocupaban la misma posición, pero con la salvedad de que Bukele tenia un 92 % de imagen positiva y Abinader, un 72 %.

A estos le seguían, el uruguayo Luis Lacalle Pou (58 %) y el mexicano Andrés Manuel López Obrador (54 %), entre otros.

La crisis socioeconómica que causa la pandemia arrastra hacia abajo la imagen de gobiernos que han sido ponderados por su exitoso plan de vacunación, como es el caso de Chile, mientras que en algunos países el descrédito por el Gobierno no logra ser apuntalado por el número de dosis aplicadas, tal como ocurre en una convulsionada Colombia.

“Las fechas de los depósitos a Único Real State son interesantes, porque coincidían con los depósitos de las asignaciones presupuestarias y los pagos de nómina a militares”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *