Comparte esta noticia con tus contactos

EE.UU. – Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, en inglés) recomendarán que los estadounidenses completamente vacunados contra la covid-19 vuelvan a llevar mascarilla en interiores en la mayor parte del país, según varios medios locales.

El cambio en las directrices de los CDC, que se espera que se confirme durante una rueda de prensa a las 15.00 horas de la costa este estadounidense (19.00 GMT), responde al aumento de contagios en el país por la variante delta de la covid-19, mucho más contagiosa.

Cabe destacar que a mediados de mayo, a medida que avanzaba la campaña de vacunación en Estados Unidos, los CDC recomendaron que quienes hubieran recibido ya la pauta completa podían ir ya sin mascarilla la mayor parte del tiempo, incluso en interiores.

Asimismo,  la agencia sanitaria cambiará esas directrices para indicar que las personas completamente vacunadas que se encuentren en zonas de Estados Unidos con índices altos o notables de contagios por covid-19 deberían volver a llevar mascarilla, según fuentes consultadas por la cadena CNN.

Casi dos tercios de los condados de Estados Unidos tienen índices altos o notables de transmisión de la covid-19, de acuerdo con datos de los CDC.

El principal epidemiólogo de Estados Unidos, Anthony Fauci, reconoció el domingo que las autoridades sanitarias del país estaban «considerando activamente» cambiar la recomendación sobre las mascarillas ante el avance de la variante delta, que supone ya al menos el 83 % de los casos de covid-19 secuenciados en la nación.

El cambio previsto en las directrices federales no implicará un mandato a nivel nacional, puesto que las emitidas por los CDC siempre han sido recomendaciones, aunque influyen en las decisiones de las autoridades de cada estado y localidad del país.

A finales de junio, ante la expansión de la variante delta, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sugirió que los vacunados deberían seguir llevando mascarilla, sobre todo si se encontraban en zonas con una gran incidencia de contagios, pero Estados Unidos mantuvo sus directrices.

cabe resaltar que en la última semana, los contagios han subido casi un 47 % en EE.UU. y los ingresos hospitalarios por la enfermedad han aumentado el 32 por ciento, mientras la vacunación sigue prácticamente estancada, con apenas el 57 % de los mayores de 12 años completamente vacunados, según los CDC. EFE

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *