Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – La querella por el escamoteo millonario que interpuso ante la Procuraduría General de la República, el vicepresidente del Consejo Unificado de Empresas Distribuidoras de Electricidad, Andrés Astacio, alude de manera insistente y contundente al ex mandatario Danilo Medina.

Cabe notar que a lo largo de las 322 páginas que tiene la rencilla y aun sin encontrarse entre sus 14 imputados, “el nombre de Danilo Medina aparece unas 32 veces” incluso más que otros que sí están acusados de una serie de violaciones donde figuran: la estafa agravada en contra del Estado, lavado de activos y falsedad en documentos, hasta soborno a funcionarios, prevaricación y asociación de malhechores.

De igual forma, Alexander Montilla, quien es medio hermano de la ex primera dama Candy Montilla y cuñado de Danilo Medina, es señalado 24 veces y lo mismo sucede con otros cuatro imputados: Messin Elías Márquez Sarraff, Wacal Vernavel Méndez Pineda, Peter Alexis Francisco Tejada y Dileisi de Jesús Rivera.

De acuerdo a la querella contra los 14 imputados tiene como principal acusado a Maxy Montilla, el otro medio hermano de la ex primera dama, y dueño de una empresa Transformadores Solomon SAS, que por maniobras engañosas terminó siendo único proveedor del Estado para la compra de medidores, que fueron vendidos a sobreprecios a las Edes, siempre de acuerdo a la querella.

Estas acusaciones dejan ver a Medina como el verdadero causante, por haber nombrado en las Edes a personas claves que permitieron y fueron parte del entramado delictivo que se ha develado, según la acusación.

En la acusación interpuesta hace alusión que «un hecho nodal y de suma importancia, que evidencia la conformación del entramado delictivo» fue la designación por parte de Danilo Medina de su cuñado Luis Ernesto de León Núñez (esposo de Magalys Medina Sánchez) al frente de la administración general de Edeeste, lo que «facilitó que esta entidad (Edeeste) fuera manejada a nivel operativo por múltiples estructuras criminales».

«…La designación del señor Luis Ernesto de León Núñez permitió que familiares del expresidente cometieran, dentro del sector eléctrico, una multiplicidad de actos de corrupción en perjuicio del erario», explica la querella.

El documento expresa que Edeeste llegó a manejarse como un coto familiar, «no solo de Luis Ernesto de León Núñez, sino de Maxy Montilla Sierra, Alexander Montilla Sierra y Juan Alexis Medina Sánchez, cuñados los dos primeros y hermano el último del expresidente, licenciado Danilo Medina Sánchez, respectivamente».

La querella persiste en la acción de nombramiento por parte de Danilo Medina sobre las personas que terminaron desfalcando el Estado, como son el administrador general de Edeeste, Luis Ernesto de León Núñez; Julio Cesar Correa, administrador de Edenorte y los exadministradores de Edesur, Rubén Montas Domínguez y Radhamés del Carmen Mariñez, todos ellos encargados de falsear requerimientos técnicos de las empresas distribuidoras de electricidad, para que todos los contratos terminaran en manos de la empresa de Maxy Montilla Sierra.

La acusación también mantiene la anomalía de que todos los familiares del ex gobernante que figuran como querellados en el documento (su hermano Juan Alexis y sus cuñados Maxy y Alexander Montilla Sierra) debieron estar inhabilitados para ser contratados por el Estado, por su vínculo de afinidad que mantenían con el mandatario Danilo Medina.

La ley 340-06 sobre Compras y Contrataciones señala en su artículo 14 que no podrán ser oferentes ni contratar con el Estado, «los parientes por consanguinidad hasta el tercer grado o por afinidad hasta el segundo grado, inclusive de los funcionarios». Esta ley también inhabilita al presidente de la República.

Una diferencia de esta querella, sobre los procesos de corrupción que lleva el Ministerio Público que han tocado fibras cercanas al expresidente Danilo Medica, -el más emblemático, el caso Anti pulpo que mantiene bajo prisión preventiva a sus hermanos Juan Alexis y Magalys-, es que esta querella menciona insistentemente a «Danilo Medina», mientras que los expedientes trabajados por la Procuraduría no hablan del expresidente.

La encuesta realizada por el Centro Económico del Cibao en alianza con Acento y llevada a cabo del 19 al 21 de enero de este año en todo el territorio nacional, muestra que la responsabilidad del expresidente de la República, Danilo Medina en los diversos casos de corrupción que se ventila actualmente en la justicia dominicana, podrían ser suficientes para que sea procesado, según lo que piensa la gente.

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.