Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – El expresidente del Senado de la República, Andrés Bautista, imputado en el caso Odebrecht, fue descargado de las acusaciones que pesaban en su contra en el caso de sobornos por parte de la constructora brasileña.

Pero, ¿quién es Andrés Bautista?

El dirigente político y ex congresista es abogado, egresado de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) de Santiago, además de productor agrícola.

Sin embargo, es más conocido por su carrera política, por su militancia dentro de las filas del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y posteriormente del Revolucionario Moderno (PRM), tras su fundación.

Con el PRD logró ser senador por la provincia Espaillat en múltiples ocasiones, llegando también a ser presidente de la Cámara Alta. En el PRM sirvió como presidente del partido en su fundación.

En esos años de formación del hoy partido oficialista, a Bautista se le reconoce sus aportes e intención para lograr un frente opositor unitario que le plantara cara al entonces presidente Danilo Medina, que buscaba repostularse en el cargo.

En esos trabajos también se reconoce a Jesús Vásquez Martínez, hoy ministro de Interior y Policía, que para entonces fungía como secretario general del partido opositor.

Con la llegada al poder del PRM en agosto del año 2020 se pensó en principio que Andrés Bautista podría ocupar una función pública. Sin embargo, no fue así. Al menos no lo fue mientras estuvo acusado por este caso.

Al inicio del proceso judicial del caso Odebrecht le fue impuesta una medida de coerción de seis meses de prisión preventiva, a ser cumplida en el Centro de Corrección y Rehabilitación (CCR) Najayo-Hombres, en San Cristóbal, la cual le fue variada por garantía económica de 15 millones de pesos, impedimento de salida del país y la presentación periódica.

El Ministerio Público lo acusaba de cometer delitos de soborno, prevaricación, falsedad, enriquecimiento ilícito y lavado de activos, lo que no pudo ser comprobado por los jueces, quienes procedieron a su descargo por falta de pruebas que demostraran su culpabilidad.

Ha acusado en reiteradas ocasiones al expresidente Danilo Medina y al entonces procurador, Jean Alain Rodríguez, de incluirlo en el expediente como una jugada política por su rol como dirigente opositor.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *