Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – Una fuerte tormenta azotó este domingo el norte de California, inundando carreteras, derribando árboles y causando flujos de lodo en zonas quemadas por incendios recientes. Los meteorólogos pronostican que establecerá niveles récord de precipitaciones.

Lluvias torrenciales y fuertes vientos acompañaron la llegada de un río atmosférico, una larga y amplia banda de humedad que viene desde el Océano Pacífico y que se tiene previsto se dirija al sur en los próximos días. La oficina del Servicio Nacional de Meteorología de Sacramento alertó sobre “lluvias potencialmente históricas”.

Se reportaron inundaciones en el Aérea de la Bahía de San Francisco, provocando cierres en calles de Berkeley e inundando la estación de peaje del Puente de la Bahía en Oakland. El domingo al amanecer, el monte Tamalpais, ligeramente al norte de San Francisco, había registrado más de 15 centímetros (6 pulgadas) de lluvia durante las 12 horas anteriores, tuiteó el servicio de meteorología.

A unos 241 kilómetros (150 millas) al norte, la Patrulla de Caminos de California cerró la carretera estatal 70 en el condado Butte debido a aludes dentro de la enorme zona que fue arrasada por el incendio Caldor.

Ya hemos tenido varios accidentes esta mañana por vehículos que patinan, numerosos árboles caídos y varias carreteras que están experimentando inundaciones”, tuiteó la oficina de la patrulla en Oroville. “Si pueden quedarse en casa y fuera de los caminos hoy, por favor háganlo. Si están en los caminos, por favor extremen las precauciones”.

Las zonas quemadas siguen siendo un motivo de preocupación, debido a que los terrenos desprovistos de vegetación no pueden absorber la lluvia tan rápido, lo que aumenta la probabilidad de aludes e inundaciones repentinas que podrían provocar que personas queden atrapadas.

Se prevé también la llegada de intensos vientos, con ráfagas de hasta 97 kilómetros por hora (60 millas por hora) en los sitios más ventosos del norte de California. Los lugares que se encuentran arriba de 2.745 metros (9.000 pies) sobre el nivel del mar en la Sierra Nevada podrían recibir 45 centímetros (18 pulgadas) o más desde el domingo hasta el lunes por la mañana.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *