Comparte esta noticia con tus contactos

Myanmar, Birmania.- Las fuerzas Armadas de Myanmar efectuaron un golpe de estado al gobierno del país, en el cual arrestaron a varias personalidades importantes de la administración política, como la Ministra de Exteriores de Birmania Aung San Suu Kyi, el presidente Win Myint y otros políticos de esa gestión por supuesto fraude en las elecciones realizadas en el mes de noviembre.

Cabe resaltar, que a causa de esto el ejercito de la nación gobernará al país por un año, debido a que el dirección no había actuado sobre las denuncias de fraude elevadas tras las votaciones del mes antes mencionado, en las que el partido oficialista de Suu Kyi ganó la mayoría de los escaños parlamentarios en juego y porque ese gobierno convocó a esas elecciones a pesar de la pandemia del coronavirus.

El hecho ocurrió el mismo día en que el Parlamento iba a iniciar sesiones y tras varios días de rumores de que una insurrección militar era inminente. Los militares insisten en que el golpe está legalmente justificado, citando una cláusula de la constitución que le permite asumir el control del país en caso de una emergencia nacional. No obstante, el vocero de Suu Kyi y observadores internacionales mantienen que se trata de un golpe de estado.

Es un dramático revés para Myanmar, que apenas salía de décadas de régimen militar y aislamiento internacional, a partir de 1962. Es además una asombrosa pérdida de poder para Suu Kyi, una activista de la paz que estuvo presa en su casa durante años mientras perseveraba en una campaña para llevar la democracia a su país y se convirtió en el gobernante de facto cuando su Liga Nacional por la Democracia ganó las elecciones en 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *