Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – En la estación de gasolina más próxima a la puerta binacional en Comendador, provincia Elías Piña, hay tres filas de vehículos esperando en turno para abastecerse del derivado del petróleo.

Una cola es para las motocicletas montadas por haitianos, otra para los vehículos de cuatro ruedas del vecino país y una tercera para los dominicanos.

“Nosotros venir aquí porque en Haití no hay”, respondió Rikerson, uno de los muchos haitianos que esperaban en su motocicleta a que abrieran la puerta para comprar el carburante.

Los miembros del Cuerpo Especializado de Control de Combustibles (Ceccom) y del Ejército Nacional controla el despacho de la gasolina, para evitar que sea despachada en recipientes de plástico.

“Aquí ahora mismo no hay nada”, comentó en anonimato un miembro del Ceccom, quien dijo que después de las 9:00 a. m. hay más personas.

Las tres estaciones de gasolina en Comendador están militarizadas.

Un niño se encontraba en la estación despachando gasolina. Afirmó que ha aprendido de los encargados de la bomba que le dan una especie de pago. Luego de notar la presencia de la prensa, alguien le dijo al infante, quien dijo que tiene clases a las 2:00 p. m., que se retire.

Luego de comprar la gasolina, cerca de la estación, un haitiano manipuló la entrada del tanque donde va combustible. Un compañero esperaba al lado con una pequeña manguera verde en mano. Ambos decidieron retirarse y continuar con la operación en otro lugar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *