Comparte esta noticia con tus contactos

Cuba. – El Instituto Nacional de Deportes (Inder) de Cuba culpó al Gobierno de Estados Unidos por la deserción de seis peloteros de su selección al campeonato mundial sub-23 que se disputa actualmente en varias ciudades de México.

«La anulación del acuerdo entre la @CubanaBeisbol y la @MLB impide realizar sueños por la vía natural, habilitada para el resto de los países, y estimula el tráfico de atletas en defensa de intereses políticos, ajenos al bienestar y la tranquilidad de la familia cubana», expresó el Inder a través de su cuenta de Twitter.

Las últimas deserciones del equipo de la isla corresponden a Diasmany Palacio, Reinaldo Lazaga y Dariel Fernández, según confirmó la Federación Cubana de Béisbol (FCB), al decir que estos jugadores «se sumaron a quienes renuncian al compromiso contraído».

Cada abandono desde las filas del #BeisbolCubano confirma el cinismo con que la administración Trump anuló el acuerdo entre la @CubanaBeisbol y la @MLB», afirmó la FCB en su cuenta de la misma red social.

Asimismo, sostuvo que es una «desventaja cruel que impide el flujo natural a los circuitos de esa organización».

La Federación del deporte nacional de la isla había informado el pasado 21 de septiembre que el lanzador Luis Danys Morales Aguilera «abandonó, tras el arribo a la capital de #México, la delegación que nos representará en el Campeonato Mundial Sub-23 de #Beisbol».

Después dio cuenta de las deserciones del lanzador Ubert Luis Mejías Rodríguez y el receptor Loidel Rodríguez.

Las autoridades deportivas cubanas alegan que las evasiones de sus peloteros son consecuencia de la cancelación por parte de la administración del expresidente Donald Trump del pacto que se había logrado en diciembre de 2018 entre la Federación Cubana de Béisbol y las Major League Baseball (MLB) -Grandes Ligas de EEUU-

El acuerdo entre la FCB y las MLB se negoció durante tres años y buscaba ofrecer una vía «segura» a los peloteros de la isla para que pudieran insertarse bajo contratos en los 30 equipos profesionales estadounidenses, sin perder la residencia en su país de origen.

El trato que se concretó durante el gobierno del presidente estadounidense Barack Obama fue visto con beneplácito y como la manera de poner fin al continuo éxodo de jóvenes talentos del béisbol cubano.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *