beso
Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. -Las cifras de contagios mundiales y anuales de infecciones de transmisión sexual nos dejan un concepto más que claro: es necesario concienciar a la población sobre este tipo de patologías. Por ello, hoy te planteamos la siguiente pregunta: ¿se puede contagiar la gonorrea con un beso?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que más de un millón de personas contraen al día una infección de transmisión sexual (ITS). Entre las más comunes encontramos la clamidiasis, la gonorrea, la sífilis y la tricomoniasis. Solo estas tres suman un total de 376 millones de pacientes anuales.

¿Qué es la gonorrea?

Comprender al agente causal es el primer paso para dar respuesta a cualquier duda sobre una enfermedad. Estamos ante la bacteria Neisseria gonorrhoeae, un diplococo gram negativo de un micrómetro de diámetro que invade las mucosas del aparato genitourinario.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) nos arroja una serie de datos de gran relevancia en lo que a esta enfermedad infecciosa se refiere. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Se estima que se producen 106 millones de casos de gonorrea al año en todo el mundo.
  • En la actualidad hay unos 19 pacientes infectados por cada 1000 mujeres y 24 pacientes infectados por cada 1000 hombres.
  • El 0,8 % de las mujeres y el 0,6 % de hombres de todo el planeta, entre los 15 y 49 años de edad, tienen gonorrea. Muchos de ellos no lo saben.

Como podemos ver, el impacto global no es desdeñable. Además, la gonorrea es la que más resistencia presenta a los antibióticos entre todas las ITS.

¿Se puede contagiar la gonorrea con un beso?

Los gonococos infectan las mucosas de las vías genitales, el recto y la faringe, dependiendo de las prácticas sexuales. Esto provoca comezón, dolor al orinar y secreción de líquidos similares al pus. Cabe destacar que la sintomatología varía según la zona afectada.

Por esta razón, las principales vías de contagio son aquellas que permiten la entrada en contacto directo del nuevo paciente con semen, líquido pre-eyaculatorio o un área infectada de la persona enferma. Es decir, sexo oral, anal o vaginal.

Así pues, la gonorrea no se puede contagiar por un contacto casual como es un beso. Tampoco se disemina el patógeno al compartir bebidas, alimentos, vasos, tras darse un abrazo o por exposición a esputos y toses del enfermo. Las bacterias se encuentran en las mucosas del aparato genitourinario del individuo y no en su saliva.

Por desgracia, la gonorrea puede transmitirse de la madre al infante cuando este atraviesa el canal del parto. Es una forma de diseminación denominada vertical y tiene como una de sus complicaciones principales a la oftalmía neonatal, capaz de derivar en ceguera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *