Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – El alcalde de Santo Domingo Este, Manuel Jiménez, y varios de sus partidarios que lo siguen a ciegas, han hecho una traba enorme frente al municipio y frente al presidente Luis Abinader.

De acuerdo a declaraciones dijeron que su plan de instalar una planta de reciclaje de basura en la zona de amortiguamiento del río Ozama, en Villa Liberación, y un relleno sanitario en San Luis, eran parte de un “decreto” del presidente Abinader.

Por su parte en una rueda de prensa llevada a cabo en el Palacio Nacional, el Jefe de Estado reveló “que de este polémico proyecto patrocinado por el alcalde Jiménez sólo sabe lo que ha dicho la prensa”.

“Lo que sé de lo que está tratando de hacer el Ayuntamiento de Santo Domingo Este, lo sé por la prensa”, expresó Abinader, quien además aseguró que ahora daría el “seguimiento” correspondiente.

De igual modo precisó “les puedo asegurar que en este gobierno no se aprobará nada, absolutamente nada, absolutamente ningún trabajo del gobierno central, del gobierno municipal o del sector privado que afecte al agua”.

Se sabe que Jiménez declaró que estaba dispuesto a “imponer la felicidad” a los habitantes de Villa Liberación y San Luis con sus proyectos de desechos, sin embargo, recibió el rechazo de la población local de sus intenciones.

Manuel Jiménez acompañado de sus directivos en ASDE en una rueda de prensa convocada en el Palacio Municipal, habló de encontrar una solución al problema de la basura en Santo Domingo Este, pero no se atrevió a decir literalmente que la llevaría a Villa Liberación o San Luis.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.