Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – Los involucrados en la presunta red que dio origen a la Operación Falcón mantenían atemorizados a cientos de residentes en los lugares donde operaba.

Así lo hace constar el ministerio público en la acusación formal que presentó contra 21 presuntos integrantes de la red a los que señala de dirigir una organización criminal que por años manejó más de 500 millones de dólares producto de sus actividades ilícitas, que incluían tráfico de drogas y armas.

Cabe resaltar que la red, que tenía su centro de operaciones en Santiago de los Caballeros, orientaba sus negocios hacia Estados Unidos, Puerto Rico y Europa, pero escogió el país como centro debido a su ubicación geográfica para facilitar sus negocios, indica el documento de 111 páginas al cual Listín Diario tuvo acceso.

“Para mantener sus actividades bajo un esquema de protección practicaron sobornos de autoridades y mantenían atemorizados a cientos de ciudadanos en los lugares que mantenían sus actividades criminales”,

“El tráfico de drogas opera porque alguien de la administración pública se corrompe, generalmente mediante el pago de sobornos”, asegura.

A los acusados se les incautaron decenas de propiedades, entre ellas agencias de vehículos y relojes de lujo, en más de 100 allanamientos que se realizaron en todo el país donde participaron agentes de la DNCD y la DEA.

A los acusados se les conocerá medidas de coerción en las primeras horas de mañana domingo en Santiago.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *