Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – Durante la Operación Falcón, en el que el Ministerio Público imputa a cerca de 21 personas de ser parte de una red de narcotráfico y lavado de activos, las estaciones de combustibles se destacan entre las actividades comerciales en que los acusados tenían inversiones.

Al menos seis de estas estaciones o bombas, tres en el Este y otras tres en la zona norte, se mencionan en el documento de solicitud de medida de coerción contra el grupo, al que se le atribuye estar operando en el territorio dominicano desde antes de 2012 y de haber realizado inversiones por 10,000 millones de pesos, una cifra que los fiscales adelantan puede ser mucho mayor.

Solo en la adquisición de una estación de combustible los montos a invertir pueden superar los dos millones de dólares (unos 112 millones de pesos) según estima el presidente de la Asociación Nacional de Detallistas de Gasolinas (Anadegas), Juan Matos

Señala que la cantidad de dinero que se mueve en estos negocios, sobre todo en efectivo, es uno de los principales atractivos para que los narcotraficantes quieran invertir en ellas.

El monto referido, aclara, depende del lugar donde esté ubicado el negocio, pues no será igual en una zona de alto tránsito como la metropolitana, a una zona rural. También incide el tipo de comercio que acompañe a la estación de combustible.

Para el casco urbano, Matos entiende que las ventas pueden andar entre los 3,000 galones diarios y los 800 galones en zonas rurales. Calculados a los 120 pesos que cuesta un galón de gasolina regular, los 3,000 galones equivalen a unos RD$360,000 al día. De esa cantidad, estima que alrededor del 30 % se maneja en efectivo.

Matos asegura que Anadegas tiene filtros para dar entrada en su organización a quienes adquieran una estación. Aclara, sin embargo, que una persona que sea legislador o funcionario se presume que es honesto, pues “si las autoridades del Gobierno no lo saben, que tienen más acceso a informaciones, pues nosotros mucho menos”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *