Comparte esta noticia con tus contactos

Santiago.- El presidente de la República Luis Abinader y el funcionario del Instituto Nacional de la Vivienda (INVI), Carlos Bonilla, pusieron en marcha la primera fase de una serie de ampliaciones de nuevas áreas totalmente equipadas en el Hospital José María Cabral y Báez de Santiago.

La primera fase de las obras se localizó en las alas Sur y Oeste del centro, entre el primer y sexto piso de la estructura.

El arreglo del pasillo principal del centro se sumó a la construcción de las áreas de servicios, esterilización, lavandería, cocina, comedor y cafetería, además de áreas de bioingeniería, mantenimiento y una sub-estación de emergencia.

De igual forma, una zona destinada para pacientes de odontología con 19 estaciones, una unidad de cirugía y una nueva área administrativa; todas situadas en el ala Oeste.

En el lado Sur, también fueron edificadas 29 estaciones de cuidados intensivos con nueve camas para atenciones polivalentes, doce coronarias y tres destinadas al aislamiento de pacientes en condiciones especiales.

El organismo docente ahora tiene un salón adecuado para los estudiantes de medicina, espacio que fue pensado para el futuro desarrollo de los profesionales de la salud.

Además, el centro cuenta con 50 camas de internamiento que servirán para que los pacientes de escasos recursos de esta región reciban atención de calidad, tal y como ha prometido el primer mandatario, quien durante su intervención resaltó los modernos equipos de los que dispondrá el área de imágenes y de resonancia magnética que también fue construida dentro del Cabral y Báez.

El mandatario Abinader expresó que en los próximos días el INVI se convertirá en el Ministerio de Viviendas y Edificaciones.

“Es para que este ministerio construya de la manera adecuada las edificaciones, como son en los países donde están las obras públicas y las edificaciones organizadas y separadas”, señaló el gobernante.

En tanto, el director del INVI, aseguró que luego de que el centro de salud llevara siete años en readecuación, en poco tiempo han podido impactar significativamente en avances la obra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.