Comparte esta noticia con tus contactos

Por: Ellis Pérez

Hoy en día, el tema de interés general, a nivel mundial, que se discute es el potencial de que podamos caer en lo que sería la Tercera Guerra Mundial.

El factor determinan­te de esta discusión es que a diferencia de la primera y la segunda guerras mundiales, en este caso hay que tener en cuenta el factor que no existía en los casos anteriores, de las ar­mas nucleares y su alta capacidad de exterminar la mayor parte de la hu­manidad en caso de que esa guerra tenga una re­percusión generalizada.

De ahí que hablar de una Tercera Guerra Mundial implica el exterminio probable de más de la mi­tad de la comunidad hu­mana, en principio.

El tema se mantiene en seria discusión a raíz de la invasión de Rusia a te­rritorio de Ucrania.

Ucrania en tiempos pa­sados fue parte del terri­torio ruso, como lo han sido otros Estados adya­centes, que como Ucra­nia han logrado su inde­pendencia y soberanía.

El líder ruso Vladimir Putin, solo antier jue­ves, se comparaba con Pedro el Grande, reco­nocido por su conquista de nuevos territorios pa­ra crear el Imperio Ruso indicando que esos ob­jetivos deben mantener­se activos, en procura de nuevas expansiones.

Putin, desde su inva­sión a Ucrania hace ya más de tres meses se ha mantenido esgrimiendo la amenaza de que si Oc­cidente se involucra más allá de lo que él permite, podría utilizar sus armas nucleares. Esto impli­caría un intercambio de guerra nuclear con Occi­dente que amenaza a to­da la humanidad.

Ya el resto de los paí­ses del mundo, Domini­cana incluida, estamos pagando costos de esa Tercera Guerra Mundial, que indudablemente se ha iniciado, aunque to­davía no llega al uso de las armas nucleares.

El presidente francés Macron, ha advertido varias veces que a Rusia no se le debe llevar a la humillación, so pena de destapar el uso de las ar­mas nucleares.

Hay que ponerle ca­so a Macron, porque las tendencias imperialis­tas de Putin señalan cla­ramente, que en procu­ra de no perder el poder personal y evitar la hu­millación de su país, se­ría capaz de tomar la de­cisión final.

Ya Rusia controla la mayor parte del nores­te y suroeste de Ucrania pudiendo conectar el te­rritorio ruso central con Crimea sobre el mar Ne­gro.

¿Cuánto tiempo durará la guerra? ¿Quién pagará por su altísimo costo?

Algo tiene que pasar para detener esta Terce­raGuerra Mundial antes de que llegue a su fase nuclear.

¡No necesitamos un ti­ro en Sarajevo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.