Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – El 2 de diciembre de 2020, Reino unido marcó un antes y un después en el mundo frente a la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, al ser el primer país en aprobar el uso de la vacuna de Pfizer/BioNTech y posteriormente, el día 8, al iniciar la inoculación contra el COVID-19.

Un año después, el 54.8% de la población mundial ha recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19, se han administrado 8,120 millones de dosis en todo el mundo y unos 20 inmunizantes han sido desarrollados bajo un contexto de desigualdad y dudas sobre los efectos adversos del biológico.

Según datos del portal Our World in Data, que obtiene su información de fuentes oficiales de los Estados, solo el 6.2% de las personas en países de bajos ingresos ha recibido al menos una dosis.

África, con 18 dosis administradas por cada 100 habitantes, es el continente más desfavorecido.

Paralelamente los contagios continúan en aumento, principalmente en Europa y actualmente el mundo se enfrenta a la nueva variante omicrón, que ha hecho que los países limiten el acceso a través de sus fronteras por el temor a rebrotes y frente a las dudas de la efectividad de las vacunas ante esta variante.

En América Latina, al 24 de noviembre, más de la mitad de las personas de la región estaban completamente vacunadas; sin embargo, 19 países aún tenían que alcanzar el objetivo de la Organización Mundial de la Salud de lograr un nivel de vacunación del 40% antes de fines de 2021, según el reporte “Cronología: Rastreando el camino hacia la vacunación en América Latina”, de Americas Society/Council of the Americas (AS/COA).

Los primeros países en iniciar la inoculación en la región fueron México, Chile y Costa Rica, todos el 24 de diciembre de 2020 con Pfizer.

El 29 de diciembre de 2020 Argentina inicia su proceso de inoculación con la vacuna Sputnik V y el 18 de enero de 2021 Brasil hace lo mismo, pero con Sinovac.

El 21 de enero en Ecuador y Panamá también se inicia la inoculación contra el COVID-19, pero con Pfizer. Bolivia comienza el 29 de enero con Sputnik V.

Perú con Sinopharm, República Dominicana y el Salvador con Covishield, Colombia con Pfizer, Venezuela y Paraguay con Sputnik V, Guatemala y Honduras con Moderna empezaron la vacunación en febrero.

El primero de marzo en Uruguay comienza la vacunación con sinovac, y el día 2 en Nicaragua con Sputnik V. En Cuba comenzaron el 12 de mayo con su vacuna Abdala.

En agosto 2021, los países de América Latina comenzaron a administrar dosis de refuerzo.

Los destinatarios variaron según el país, pero frecuentemente incluyeron trabajadores de primera línea, poblaciones vulnerables y aquellos que reciben vacunas con menos eficacia como Sinopharm.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *