Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – El fiscal Stormy Soto por órdenes del hermano del expresidente Danilo Medina, Alexis Medina, abusó del poder y apresó al abogado de la marca Mercedes Benz Omar Michel Suero cuando este intentaba recuperar el vehículo de la referida franquicia automotriz que estaba en poder de “Alexis el pulpo”.

El jurista Omar Michel Suero, señaló que ha pagado en carne propia haber osado meterse con el poder de la familia corrupta y mezquina Medina Sánchez, la cual le creó un expediente, lo privó de su libertad, y señaló como los responsables a Alexis Medina, Fulvio Cabrera Gómez, junto con los procuradores fiscales Stormy Soto García y Jhensy Víctor Feliz.

“Desde que Danilo Medina llegó al poder empezó a tejerse toda una estructura en la que sus familiares y los de su esposa pasaron a convertirse en grandes empresarios”, dijo Suero.

En los ocho años de administración danilista, el control total del Estado pasó a ser gobernado por los Medina Montilla, quienes le quitaron la venda a la justicia y con la espada castigaron al ojo.

Asimismo, Omar Michel Suero denunció: “Acuérdate que estaba luchando contra el poder, y es porque tiene los brazos muy largos”. “La historia comienza en el año 2015”, agregó.

El nombre de Alexis Medina volvió a ser mencionado en los medios de comunicación este fin de semana, luego de que saliera a la luz que el hermano del expresidente Danilo Medina supuestamente se alió con un socio y un fiscal del Distrito Nacional para crear un expediente y encarcelar a un abogado.

La denuncia fue hecha por el jurista Omar Michel Suero, quien dijo que Alexis, junto a su socio Fulvio Cabreja Gómez (también imputado en el caso Antipulpo), y los fiscales Stormy Soto García y Jhensy Víctor Reyes, se aprovecharon de que estaban en el poder y lo ultrajaron.

El supuesto atropello, según contó Suero a la periodista Julissa Céspedes en su programa Reporte Especial, ocurrió cuando representaba a la empresa multinacional Mercedes Benz e interpuso una demanda contra Alexis Medina reclamando la devolución de un vehículo que alegadamente había entrado de manera ilegal al país.

Dicho vehículo, un Mercedes Benz, modelo S550, año 2014, entró al país a través de un concesionario en ese mismo año, y fue adquirido por Yanira Altagracia Núñez, quien en un interrogatorio dijo que lo obtuvo a través de su esposo Román Rivera, quien lo trajo de Estados Unidos y se lo regaló.

Supuestamente, por situaciones económicas Núñez decidió vender el auto a Alexis Medina en 70 mil dólares, aunque en realidad valía 140 mil dólares, de acuerdo a las declaraciones del abogado Suero.

En ese momento, la compañía Mercedes Benz inició el reclamo de devolución del auto a la casa matriz, pero hasta la fecha no lo ha logrado. El vehículo figura como parte de los bienes incautados a Alexis por su involucramiento en el caso Antipulpo.

Para esto, la multinacional le dio un poder al abogado Suero para recuperarlo, junto a otro vehículo más que en ese momento estaba en posesión de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), luego del apresamiento de Ramón Román, quien fue extraditado a Estados Unidos por narcotráfico.

Entonces, el Mercedes Benz que estaba en manos de Alexis Medina, aunque el acto de venta estaba a nombre de su socio Fulvio Cabrera, quien está acusado de ser testaferro del hermano del expresidente.

Durante una reunión, de acuerdo a la versión del jurista, Medina le manifestó que quería quedarse con el vehículo, por lo que estaba dispuesto a pagar la deuda existente de los Estados Unidos del mismo, por lo que tomaría un préstamo para saldarla.

Por esta razón, agrega Suero, la multinacional decidió retirar la imposición que pesaba en contra del auto, así como la denuncia que había hecho la empresa ante la Fiscalía del Distrito Nacional.

Pero dicho pago nunca llegó, por lo que el abogado Suero procedió a embargar las cuentas de Fulvio Cabrera.

“Fulvio me llama y me dice que Alexis está molesto conmigo. Alexis está molesto contigo, porque ese dinero que tú embargaste está en mi cuenta, pero son de Alexis Medina. Digo, bueno, pero lamentablemente yo tengo que hacer mi trabajo ustedes no cumplieron dentro del plazo que se les otorgó. Bueno pues eso te va a salir muy caro, hagan lo que ustedes entiendan”, indicó el jurista.

En ese momento, Alexis y Fulvio se querellaron en su contra, y el 22 de noviembre del 2017 el fiscal Stormy Soto ordenó su arresto, tras él negarse a levantar el embargo.

Ahí, alegadamente, empezó la persecución en contra del abogado, lo cual lo llevó a la cárcel durante seis días, e inició un proceso que duró cuatro años.

El caso de la devolución del vehículo está desde el 2018 en la Suprema Corte de Justicia (SCJ) pendiente de sentencia, pero además, la multinacional todavía no consigue obtener el dinero embargado a las cuentas de Fulvio.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.