Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo. – La desesperación de muchos dirigentes del Partido Revolucionario Moderno (PRM), por conseguir un empleo, luego de su ardua lucha para sacar al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) del poder y posicionar a Luis Abinader como el presidente de la República, los ha llevado a una lucha interna entre la alta dirigencia y las bases de la organización.

En esta ocasión, han militarizado la gobernación de la provincia de Dajabón con la finalidad de evitar la llegada de perremeistas a sus instalaciones reclamando empleos.

Asimismo, los perremeístas a pesar de que el primer mandatario Luis Abinader les pidió tiempo para poner las cosas en orden, dicen estar cansados de esperar y presenciar como miembros del PLD continúan en los puestos que según ellos les pertenecen y otros han sido nombrados por la nueva administración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *