Anotaciones del PRM (Parte 5): El aparato de comunicación aún es del PLD

Comparte esta noticia con tus contactos

Por: Daygorod Fabián Sánchez, Educador y Analista Político

Al momento de dársele más prioridad al pragmatismo que a la ideología y otorgarle más cabida a la desvergüenza que al pudor, el espectro comunicacional decayó y eso permitió que el poder del dinero sirviera para doblar la verdad, aunque esta pareciera evidente.

De ahí que el PLD durante sus años gestión, pero en especial los últimos ocho (8) dedicada tantos recursos del erario, para tener a su merced la opinión pública.

El problema estuvo en que aunque esa estrategia sirvió como mecanismo de manipulación o desvío de la atención pública, la proliferación de las redes sociales sirvió de espacio de desahogo ante el silencio de la clase comunicacional.

El hastío de la gente ante los excesos del partido PLD, encontraron en las redes la plaza perfecta para manifestar sus quejas y al mismo tiempo servir de muro de contención.

Sin embargo, la agilidad morada permitió de forma casi automática contrarrestar esto y formar un equipo, que a decir verdad supera con creces al del actual gobierno, para manejar las redes sociales y ser tendencia en los demás que les interesara.

Ese equipo, tanto en medios traiciónales como digitales, está intacto y el PRM ha dejado esto pasar por alto.

Aún los medios responden al PLD, por una razón esencial: el PLD les pago miles de millones de pesos y ese agradecimiento persiste.

Además la estructura corporativa que salió del poder, en agosto pasado, salió con tanto dinero que es capaz de financiar la agenda mediática y colocar contra las cuerdas digitales al gobierno, que anda dando tumbos inciertos.

Si el PRM no prepara una defensa mediática efectiva, no un bocinaje, generará la percepción de dificultades donde no las hay y la amplificación de cosas que en verdad son pequeñas.

De ahí que se percibe que el PRM no tiene quien lo defienda.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *