Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- Un hombre identificado como Fernando Mercedes Gómez, de 54 años, quien cometió el delito de asesinar a su esposa, herir a su hijastro y tener como rehén a la empleada doméstica en Alma Rosa 1ra, se arrepintió durante una llamada telefónica que mantuvo con un coronel conocido de los actos cometidos.

“Fracasé… Gracias por llamarme, lo quiero mucho; fracasé mi compadre”, se quejaba ayer el homicida tras responder la llamada con el oficial que trataba de convencerlo de entregarse a los agentes.

Las víctimas son María Dolores Marte, de 54 años, la esposa del homicida, y el hijo de esta, Carlos Manuel Mesa, de 25.

En un audio de la llamada que difunde el periodista Roberto Cavada se escucha a Fernando Mercedes Gómez decir que temía ser detenido y que por eso quería suicidarse.

“Compadre, me voy con ella, ella se fue. Yo me voy con ella; cuide de mis hijos y de mi familia. Compadre, no quiero caer preso, si me entrego voy a caer preso… la tengo en la boca (el arma), compadre”, se escucha la voz que se atribuye al feminicida.

El hombre que llamó al Fernando Mercedes dice que alguien le dijo que lo contactara para que lo convenciera de que se entregara.

Le insistía que pensara en sus hijos antes de quitarse la vida.

Según un informe de la mañana de hoy de la Policía Nacional, el joven Carlos Manuel Mesa, quien se encuentra estable, fue perseguido por su padrastro, quien llevaba un arma de fuego en manos, hasta que logró alcanzarlo.

El joven recibió dos disparos, uno en el abdomen y otro en el brazo izquierdo. Se encuentra ingresado en una unidad de cuidados intensivos.

Fernando Mercedes mató a María Dolores Marte cuando esta se encontraba en el asiento del conductor de una yipeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *