Comparte esta noticia con tus contactos

EE.UU. – Ayer domingo 19 de junio fue el Día del Padre en los Estados Unidos y otros países que lo celebran el tercer domingo de junio.

Por lo que el tema de hoy con referencia al Día de los Padres, es el de los hijos que superaron los padres en las Grandes Ligas. Dando una ojeada rápida tomamos estos tres ejemplos: Ken Griffey Jr., Barry Bonds y Moisés Alou.

Actualmente están haciendo buenos números Vladimir Guerrero Jr., con los Blue Jays y Jeremy Peña, con los Astros, hijos de Vladimir Guerrero y Gerónimo Peña.

Cuando Griffey Sr. y Jr. se convirtieron en la primera composición de padre e hijo en jugar en la misma alineación y también se convirtieron en la primera pareja de padre e hijo en conectar jonrones consecutivos, tocó una fibra sensible en los corazones de fanáticos del béisbol.

Pero el fenómeno de padres e hijos es casi tan antiguo como el propio juego.

En 1910, 1911 y 1914, Earle Mack vio acción en algunos juegos para los Atléticos de Filadelfia de su papá Connie Mack. Más tarde regresó para dirigir a los Atléticos durante partes de las temporadas de 1937 y 1939.

Más de 250 combinaciones de padres e hijos han llegado a las Grandes Ligas desde que Jack Doscher, hijo de Herm Doscher, debutara en 1903, convirtiéndose en el primer jugador de segunda generación en hacerlo.

En el ocaso de su carrera, Bobby Bonds jugó tanto para los Cachorros como para los Medias Rojas. Su hijo Barry estaba disponible para los Medias Blancas en el draft, pero los Medias Blancas decidieron seleccionar al receptor Kurt Brown, quien nunca llegó a las Grandes Ligas.

En muchos casos, el destino parece dictar que los hijos de los beisbolistas ingresen a la profesión de su padre.

Una foto de Associated Press del 2001 muestra al hijo de 5 años de Roger Clemens, Kody, recibiendo indicaciones del compañero de equipo de Roger en la Liga Americana, Andy Pettitte, durante la práctica de bateo para el Juego de Estrellas. Kody, hoy es pitcher, pero nunca será un Roger Clemens.

Las muestras en nuestro bitercio insular son muchas y están los Virgil, Olivo, Javier, Mota, Tatis, Peña, Fermín, Canó, Mondesí y Linares.

Hoy más que en el pasado los hijos se han puesto los spikes de sus padres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.