Comparte esta noticia con tus contactos

Colombia. – Después de dos intentos fallidos, el senador de Bogotá consiguió llevar por primera vez la izquierda al poder en Colombia.

Nació en una familia de clase media hace 62 años, Petro fue miembro de la M-19, una guerrilla nacionalista que firmó la paz en 1990, pero que durante 12 años combatió al Estado, que ahora pretende reformar de fondo.

Gustavo como presidente electo de Colombia dice: «Hoy somos la primera fuerza política del país. Hoy hay una inmensa responsabilidad que recae sobre nuestra espalda, la responsabilidad de llevar a Colombia a un buen puerto, a un puerto de aguas calmas, pero diferente al que ha tenido hasta ahora».

Antes que izquierdista, Petro se describe como progresista y «revolucionario» de varias causas un tanto alejado del marxismo, para evitar ser asociado con las guerrillas que han protagonizado seis décadas de conflicto interno.

Suscita al cambio y la ruptura con las fuerzas que tradicionalmente han gobernado Colombia. Su ascenso asusta a sectores conservadores, a una parte del empresariado y los militares, que temen que su gobierno sea un «salto al vacío».

“Hay cambios que no son cambio, son suicidios. Nosotros queremos invitar a toda la sociedad colombiana a hacer un cambio de verdad, un cambio hacia delante, un cambio constructivo, un cambio que nos permita una era nueva mucho más próspera. “Gustavo Petro Presidente electo de Colombia”

Petro deberá enfrentar el rebrote de violencia que enfrenta Colombia, más de cinco años después de la firma de la paz con las FARC.

Ha hecho suya la defensa del medio ambiente y ha asegurado que frenará la exploración de petróleo en una «transición» hacia energías limpias, reformará las normas para los ascensos dentro de las Fuerzas Armadas y retomará los diálogos de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.