Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- Algunos Especialistas en cardiología del Centro Cardiovascular de Cedimat revelaron que las personas con sobrepeso y obesidad que contraen el Covid-19 presentan muchas complicaciones de salud.

Su experiencia atendiendo a más de 12,000 pacientes con el virus del Covid-19 ha permi­tido observar el alto ries­go de dificultades de salud como las lesiones pulmonares y cardiovasculares que pue­de generar el virus en de­terminadas personas.

También le ha permitido ver que tal como se ha re­gistrado en otras naciones, luego de la recuperación, cuando el paciente sale nega­tivo, entre un 15 y 20% de las personas pueden que­dar con algún tipo de se­cuelas por lo que requieren mantener un seguimiento médico por algún tiempo.

El des­tacado cardiólogo domi­nicano César Herrera, director del Centro Car­diovascular de Cedimat expresó que la información científica para el Covid aún es muy recien­te porque es un virus que sólo tiene un año incidien­do en el mundo. Eso hace, señala, que permanente­mente haya cosas nuevas, lo que obliga a los médicos a mantenerse actualizados.

No obstante, el doctor He­rrera señaló que el impac­to del Covid es más letal en el sistema cardiopulmo­nar, ya que puede generar insuficiencia respiratoria y la lucha del organismo con el virus, en grado extremo puede producir insuficien­cia sistémica, o sea, afectar a todos los órganos.

En los pulmones y el co­razón produce una insufi­ciencia respiratoria, tras­tornos directos al músculo del corazón como miocar­ditis y además puede pro­ducir trombos o coágulos tanto en el lecho pulmonar, cerebral o corazón, porque puede producir infartos co­ronarios, accidentes cere­brovascular y tromboem­bolia pulmonar. Así como otras menos frecuentes, pe­ro importantes, como son las arritmias.

El especialista dijo que su impacto en personas con obe­sidad se atribuye a que el vi­rus tiene espículas de proteí­nas que al entrar a los tejidos del cuerpo se pegan a un re­ceptor químico y empiezan a causar problemas, y resul­ta que los órganos que tienen mayor receptor son el pul­món, la grasa abdominal y la pared de los vasos arteriales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *