Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.-  El afamado jugador de baloncesto de los Lakers de los Ángeles, Lebron James se convirtió en el copropietario de los Medias Rojas uniéndose a su compañía matriz Fenway Sports Group, con el fin de expandir aún más su posición como uno de los atletas más ricos e prestigiosos del mundo.

El baloncestista al tiempo que tomó dicha decisión aprobó una inversión de US$750 millones por parte de la empresa RedBird Capital Partners, que se volvió su tercer socio mayoritario.

Cabe resaltar, que James ha sido accionista de la franquicia Liverpool desde el 2011, pero ahora es poseedor de un total no revelado de acciones de FSG, que además de ser propietaria de los Medias Rojas, opera las subsidiarias NESN, Roush Fenway Racing y Fenway Sports Management.

El acuerdo está pendiente a la aprobación de la Major League Baseball, lo que podría tomar varias semanas. Junto a James, se une también Marv Carter, socio de antaño de James y la pareja se convierte en los primeros hombres negros en ser socios de FSG.

Según el Boston Globe, “el potencial de James para mejorar la marca de las propiedades de FSG y significativo, y aún más porque la inversión de RedBird le dará a FSG el poder de gastos que necesita para expandir su portafolio y comenzar a agregar empresas a su lista de propiedades”.

John Henry, dueño de los Medias Rojas, es el principal accionista de FSG y retendrá el control del conglomerado deportivo, que mantendrá a Tom Werner como jefe ejecutivo y a Michael Gordon como presidente.

James es cliente de Nike y tiene un contrato de por vida con la marca deportiva que supuestamente supera los US$1,000 millones.

Recientemente, Forbes valoró a FSG en US$6.6 mil millones, en cuarto lugar de la lista de emporios deportivos, un puesto por encima de la compañía matriz de los Yanquis (US$6.4 mil millones).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *