Comparte esta noticia con tus contactos

NEW YORK. – Una mujer dominicana infectada por COVID-19 dejó un mensaje de voz antes de morir, en un hospital de aquí, en el que denuncia que están matando a los enfermos con una inyección que les suministran para salir de ellos rápido.

Gertrudys Taveras, oriunda de Santo Domingo, residía en Brooklyn y fue diagnosticada con el coronavirus, por lo que fue ingresada en un hospital donde murió.

Antes de morir, la mujer de 49 años de edad, envió un mensaje de voz a un pariente suyo, quien también es su compadre, en el que afirma que todos los pacientes que estaban junto a ella murieron tras ser inyectados.

En el mensaje, con voz llorosa, Gertrudys explica que ella también fue inyectada y muestra resignación, porque sabía que moriría al igual que los demás que junto a ella estaban confinados en el aquel hospital.

El audio fue publicado en las redes sociales por el esposo de una prima de la víctima, quien hace un llamado a las personas que tienen parientes en los hospitales de Nueva York para que estén atentos de la forma en que mueren sus familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.