PayPal
Comparte esta noticia con tus contactos

El servicio de pagos digitales PayPal anunció a finales del mes pasado su intención de ofrecer pagos y gestión de criptomonedas para los usuarios. Esto significa poder pagar en algunas de las criptomonedas más populares como Bitcoin y Ethereum directamente desde la app sin tener que hacer transferencias de divisas. Ahora han dado más detalles acerca de cómo va a funcionar esto exactamente.

Con la presentación de los últimos resultados financieros desde PayPal han querido explicar mejor a los inversores cuáles son los planes con respecto a Bitcoin y otras criptomonedas dentro del servicio.

PayPal informó que la idea inicial es ofrecer la capacidad de comprar, vender y gestionar criptomonedas en Estados Unidos. Esto será posible en la primer mitad de 2021. Luego se implementarán estas características en el resto de mercados internacionales donde opera PayPal, así como en su app Venmo. No obstante, su despliegue depende en gran medida de los reguladores de cada país o región.

¿Cuáles son estas criptomonedas? En un principio van a comenzar con cuatro de las más estables y populares: Bitcoin, Ethereum, Litecoin y Bitcoin Cash. Son por ejemplo también las que permite utilizar Coinbase, uno de los servicios de gestión de critpomonedas más populares de todos. Coinbase de hecho también permite el pago mediante criptomonedas gracias a una tarjeta de débito propia que estrenaron el año pasado.

PayPal permitirá pagar de forma directa en criptomonedas a cualquiera de sus millones de negocios a nivel global sin intermediario, ya aceptan PayPal como método de pago.

Para PayPal hace la conversión en segundo plano a moneda fiduciaria con una tasa establecida y acorde al valor de la criptomoneda de turno en dicho momento. Es decir, para el usuario será como pagar directamente en critpomoneda, aunque en realidad PayPal hace que el pago sea en dólares, euros, libras o lo que se use en cada país.

Esta integración directa, por mucho que haga las cosas más fáciles y similares a una moneda tradicional, sigue implicando mantener los problemas propios de una criptomoneda. Problemas como la volatilidad de las mismas o las comisiones que se puedan dar por cada transferencia (aunque a veces son ridículas) o su conversión a moneda tradicional y viceversa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *