Comparte esta noticia con tus contactos

Santo Domingo.- El presidente Luis Abinader está cumpliendo lo que dijo sobre no perminitir que nadie este por encima de la ley y lo ha demostrado con la destitución de varios funcionarios de su gobierno.

A pesar de que su gestión apenas tiene 6 meses, esto no lo ha detenido de cumplir con lo establecido.

Cabe resaltar, que el caso más reciente y polémico de suspensión es el del ministro de Salud Pública, Plutarco Arias, quien fue destituido mediante el decreto 131-21, justo un día antes de su primera rendición de cuentas este pasado 27 de Febrero.

El despido de Plutarco Arias en Salud, tiene lugar tras el escándalo originado por el frustrado proceso de licitación para la compra de jeringuillas a 25 pesos la unidad, cuando en el mercado están a 5 y 7 pesos, que habrían sido destinadas al Plan Nacional de Vacunación contra el Covid-19 iniciado por el Gobierno la pasada semana.

Sin embargo, el doctor Arias publicó un comunicado en el cual dice responder a una “ola de infidencia y chantaje”.

Arias, dijo que su designación por parte del presidente Abinader el pasado 16 de agosto fue por “el reconocimiento a sus esfuerzos por construir la plataforma política del sector salud que nos llevó al poder y a mis cualidades profesionales y humanas”.

Otros casos de dimisión política que se pueden destacar son el de Kinsberly Taveras, exministra de la Juventud. El primer escándalo por presuntas irregularidades en manejo de los fondos públicos tuvo que ver con la que en un momento fue directora del Distrito Municipal de La Guayiga.

Sin embargo, los cuestionamientos que motivaron la investigación del Ministerio Público y de la Dirección General de Compras y Contrataciones Públicas iniciaron con su declaración jurada de bienes y negocios de sus empresas con el Ayuntamiento de Boca Chica, donde su esposo era regidor.

Ante el escarceo, la exministra pidió una licencia y meses después renunció.

Ademas, se destaca el asunto de Faña: Escándalo sexual. Otro funcionario que fue apartado del tren público, aunque de manera temporal, fue Leonardo Faña, quien se desempeñaba como director del Instituto Agrario Dominicano (IAD).

Abinader tomó la decisión luego de que trascendiera una carta de Faña al jefe del Estado, en el cual le solicita el cese temporal en sus funciones, con el objetivo de enfrentar en la justicia las acusaciones sobre presunta agresión sexual en perjuicio de una ex empleada de la institución que dirige.

Caso viceministro Interior y Policía. Un viceministro de Interior y Policía fue otro de los servidores públicos destituidos.

Es el caso de  Víctor Miguel Polanco Severino, quien fue destituido del cargo el pasado 30 de noviembre mediante el decreto 691-20.

La destitución tuvo lugar tras detectarse serias irregularidades en los procesos de expedición de las licencias para el porte y tenencia de armas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *